La explotación del hombre por el hombre está en pleno vigor

«Algunas civilizaciones utilizan la cultura como arma de combate»

José Luis García Rúa Catedrático de Filosofía

Entrevista de: David ORIHUELA [Fuente: Diario La Nueva España ]

Foto
José Luis García Rúa, durante su conferencia de ayer.

José Luis García Rúa es un histórico del movimiento libertario y anarquista. El catedrático de Filosofía clausuró ayer la XI Semana del Aula Popular que lleva su nombre y lo hizo con la conferencia «Individuo y sociedad. Choque de civilizaciones o lucha de clases»

  • ¿La lucha de clases aún existe, no estaba ya superada?

Está superada, entre comillas, no es visible en la superficie social, pero los motivos que la generaron siguen siendo tan existentes como en el momento más revolucionario. La explotación del hombre por el hombre está en pleno vigor.

  • ¿Hay esclavitud? Se habla de barcos negreros…

La esclavitud, y sobre todo la infantil, que clama al cielo, sino está presente visiblemente tampoco podemos darla por muerta.

  • ¿Si existen los motivos para la lucha de clases, cabe esperar un nuevo proceso revolucionario?

Estoy convencido de que habrá otra revolución, no de un modo determinista y fatal, pero de lo que sí estoy convencido es de que las situaciones económicas, que son las más acuciantes para motivar un proceso revolucionario, están por venir. Se dice que para el año 2013 no se podrá garantizar el actual modelo de pensiones, va a haber procesos de estrechez para la humanidad que pondrán a la clase obrera en el trance de decidir o no si inician un proceso revolucionario.

  • ¿La estrechez está aún por llegar?

En la actualidad, estamos en una época de crisis profunda, de falta de identidad y donde abundan las contradicciones. Se ponen parches a todos los procesos patológicos que están apareciendo, pero habrá un momento en que los parches no sean suficiente.

  • ¿Cuáles son esos procesos patológicos?

El principal, en el movimiento obrero, es el paro. El neoliberalismo está ordenando las cosas para la absoluta pérdida de la conciencia de clase. Donde antes había una concentración de 5.000 o 14.000 obreros, ya no la hay porque se ha diversificado la producción. Además abundan los procesos de subcontratación que llevan a otra subcontratación y a otra más, lo que tiene por finalidad diversificar y llegar a un proceso de individualidad para que el obrero no sienta la explotación como algo colectivo. La estrategia del neoliberalismo logra que el obrero luche día a día en su trashumancia en busca de un trabajo. Se trata de enturbiar las relaciones personales entre los obreros.

  • ¿Lo logran?

En vez de acceder a una sociedad de seguridad, se ha constituido una sociedad en riesgo permanente, un riesgo que está permanentemente metido en la médula del individuo y que le obliga a aislarse. Luego se utiliza el consumismo y el espectáculo como modelo de compensación; se ve con la televisión, que es absolutamente perniciosa, y por eso la clase obrera hoy en día no es consciente de toda esta estrategia montada por el neoliberalismo.

  • ¿Soluciones?

A menos que haya una catástrofe general, el estado crítico en que se está viviendo aboca a un cambio, esta situación de falsedad no puede durar mucho tiempo. Ya se están dando enfrentamientos de bandas y grupos con modelos casi medievales. El lema de la Asociación Internacional del Trabajo es: «Contra la globalización, internacionalismo proletario. Ni guerra entre pueblos ni paz entre clases».

  • ¿Cuánto tiempo nos queda hasta el estallido?

-Es muy difícil decirlo, pero está claro que las cosas suceden hoy mucho más rápido que antes.

  • ¿Es cierta la guerra de civilizaciones?

Existe esa lucha. Hay seis o siete civilizaciones en la palestra y alguna de ellas en etapa de despertar porque utiliza la cultura como arma de combate y expansión. Por ejemplo, la cultura confuciana está siendo empleada por China para proceder a la asiatización de Occidente. También el mundo musulmán está utilizando el Corán reinterpretado para cobrarse su lista de agravios con Occidente. Estas civilizaciones utilizan las propias armas de Occidente. A Estados Unidos le costó 47 años duplicar su PIB, a Japón le costó tan sólo 20 años, a Corea 16 y China sólo necesitó 10 años para hacerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anarcosindicalismo, anarquismo, En la red, Leemos. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La explotación del hombre por el hombre está en pleno vigor

  1. Jiobo Zambrano dijo:

    AL PUEBLO EXPLOTADO DEL MUNDO EN GENERAL

    EXPLOTACIÓN DEL HOMBRE POR EL HOMBRE

    ¿Qué es la explotación del hombre por el hombre? La explotación del hombre por el hombre es la explotación laboral patronal que tenemos.

    ¿Qué es la explotación laboral patronal? Al hablar de explotación nos estamos refiriendo a un sistema arbitrario, a un sistema coercitivo, a un sistema de sometimiento e imposición, y por lo tanto, a un sistema de injusticia social.

    La explotación laboral patronal se refiere así entonces a que usted se somete a un explotador, trabaja y produce, pero el patronal explotador se apropia de esa producción. El patronal explotador, al vender en el mercado la ajena producción y convertirla así en valor monetario, le proporciona entonces a usted de lo mismo que a producido y como supuesta retribución laboral, una mínima parte en dinero de dicha producción (equivalente a solo para comer), quedándose así los vagos explotadores sociales laborales con la mayor parte de la ajena producción. ¿Será esto legal, justo y correcto? Evidentemente que no.

    Los hombres tienen que vivir de su propio trabajo y no del trabajo ajeno. Las grandes fortunas personales obtenidas en base a la explotación son fortunas ilícitas, precisamente por que provienen del trabajo de otras personas y no del trabajo individual de uno mismo para ser legal. Es un robo descarado de la producción que le hacen los vagos explotadores a sus legítimos dueños, el pueblo trabajador.

    ¿Por qué hemos considerado a todo esto hasta ahora como justo y correcto? Como lo hemos visto ya, la explotación laboral patronal es un arbitrario e impositivo sistema de injusticia social. Los patronales explotadores sociales laborales necesitan entonces de la manipulación social y de la monopolización de los medios de producción para poder doblegar a su voluntad al pueblo trabajador. Los patronales explotadores nos dicen así que la explotación laboral patronal que tenemos es una Democracia, esto es una mentira más de los explotadores, esto que tenemos es un Imperialismo Patronal y no una Democracia. Las grandes concentraciones de tierras en propiedad de una sola persona (monopolios) es una arbitrariedad de los explotadores, precisamente por que esto solo sirve a los vagos explotadores para la explotación laboral y la usurpación de lo producido por los trabajadores. El acuerdo monopolista de los explotadores sobre los medios de producción es una arbitrariedad. La tierra no es de nadie, solo se la tiene que repartir en proporciones iguales de acuerdo al necesario espacio vital para cada cual. La tierra tiene que repartirse así de acuerdo a parámetros de legalidad y justicia social. De esta manera, se reconoce la propiedad individual sobre la tierra tan solo para la cantidad de tierra que se pueda trabajar con las propias manos y nada más. Con ello se acabará así con la delictiva actividad de explotación laboral del hombre por el hombre por todo el planeta. La tierra es de quien la trabaja personalmente con sus propias manos, y no de quienes no la trabajan o la hacen trabajar.

  2. Jiobo Zambrano dijo:

    PROTESTA EN EL URUGUAY POR LA EXPLOTACIÓN DE LOS RECURSOS MINERALES POR PARTE DE LAS TRANSNACIONALES
    Vivimos en un Imperialismo Patronal y no en una Democracia. Existen Imperios Patronales nacionales e Imperios Patronales internacionales (donde existe la explotación laboral del hombre por el hombre no existe Democracia, sino un Imperialismo Patronal únicamente). Determinados países, donde existe la explotación laboral del hombre por el hombre y por lo tanto el Imperialismo Patronal, a más de explotar a la población local se dedican también a la explotación en otros países (o sea, a la explotación internacional). Bajo este sistema, los Imperios Patronales que se dedican a la explotación internacional se convierten en dominantes (colonizadores) y los Imperios Patronales en donde operan los internacionales en dominados (colonizados). EE.UU. y los países europeos son Imperios Patronales internacionales colonizadores, y los países de América Latina, el África y el Asia son Imperios Patronales dominados o sometidos (dependientes, según la propia terminología de los explotadores internacionales). De esta manera, los países de explotación internacional y a través de sus transnacionales saquean los recursos naturales de otros países concentrando esta riqueza en sus respectivos países. De esta forma, los Imperios Patronales internacionales son los más ricos del mundo, mientras que los Imperios Patronales dominados los más pobres del mundo. Generalmente decimos que en nuestros países de Imperios Patronales dominados existe abundante riqueza, pero que de nada nos sirve puesto que esta se la llevan los explotadores internacionales. EE.UU., a través de sus trasnacionales, saquea los recursos naturales prácticamente de todo el planeta. Los más grandes depósitos de oro se encuentran en el África y están en manos de EE.UU., mientras que la población local vive en la miseria y se muere de hambre. En América Latina y en todas partes del mundo de pueblos dominados sucede lo mismo; hambre, miseria, contaminación y dolor, esto es lo que riegan los patronales explotadores por todas partes del planeta.
    Los explotadores locales en complicidad con los internacionales mantienen reducida así prácticamente a toda la población mundial al hambre, la miseria y la desesperación. Si miramos a la explotada población trabajadora de los Imperios Patronales internacionales (de los colonizadores) la situación es la misma, marginación de los trabajadores y de las etnias que habitan en estos países. La explotación en Uruguay de los recursos minerales por parte de las transnacionales no escapa a esta realidad. Debemos de acabar con la explotación laboral del hombre por el hombre que es la raíz y meollo del sufrimiento de la población mundial. Los hombres tienen que vivir de su propio trabajo y no del trabajo de otras personas (de la explotación). Las fortunas personales logradas en base a la explotación son fortunas ilícitas, precisamente por que provienen del trabajo de otras personas y no del trabajo de uno mismo para ser legal. Es un robo descarado de la producción que le hacen los vagos explotadores a sus legítimos dueños, el pueblo trabajador. En estas sociedades, los patronales explotadores se hacen pasar a sí mismos como “productores”, cuando no lo son, en realidad son unos simples usurpadores de la ajena producción. Esto es lo que se tienen que acabar, esto es lo que se tiene que terminar.

  3. Jiobo Zambrano dijo:

    EL PATRONAL IMPERIALISMO LABORAL Y LA GUERRA
    En el Imperialismo Patronal los explotadores son minoría. Los explotadores son vagos, estos no hacen absolutamente nada, para todo son servidos por los explotados trabajadores ¿Cómo podrían estos hacer la guerra si son inútiles absolutamente para todo? Evidentemente que no son los patronales explotadores quienes van a pelear en la guerra, es el explotado pueblo trabajador quién lo hace. Ahora, ¿por qué va el explotado pueblo trabajador a pelear en la guerra, una guerra que no es suya?
    Las guerras son provocadas por los patronales explotadores, es la competencia entre sí y la ambición de volverse cada vez más millonarios la que los empuja a invadir a sus vecinos explotadores. Lógicamente que al pueblo explotado no le dicen nada de esto. La manipulación patronal es la causa de que el pueblo explotado vaya a la guerra a morir por una causa que no es la suya sino de quienes los viven subyugando. Es más, la manipulación social patronal es la causa de que subsista la explotación laboral patronal todavía hasta la actualidad.
    El Imperialismo Colonial Alemán en 1914 desató la primera guerra mundial donde murieron millones de inocentes personas. Este mismo Imperialismo Patronal Colonial en 1941 en alianza con el Japón e Italia colonialistas, anhelando arrebatarles las colonias por el mundo a sus competidores, desataron la segunda guerra mundial donde murieron, sumando entre todos los bandos en conflicto en conjunto, más de cien millones de explotados. Es hora de acabar con este nefasto y criminal Sistema que en la actualidad esta llevando a la humanidad a su definitiva eliminación con la total destrucción de Sistema Ecológico del Planeta en la actualidad en franco proceso de progresiva y agresiva destrucción.

  4. LA CHINA SUPUESTAMENTE COMUNISTA La China socialista hace rato que se pasó al mundo de la explotación laboral patronal capitalista ¿Cómo introdujeron o reimplantaron a la explotación laboral patronal capitalista en la China Comunista? Fueron miembros del Partido Comunista Chino quienes al tener el control económico del país se volvieron entonces así en patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí. Fueron estos quienes reintrodujeron el monopolio personal sobre los medios de producción y fueron estos también quienes impusieron un salario laboral de hambre (292 dólares mensuales) para la inmensa mayoría de población del país, que es el explotado pueblo trabajador (un reducido grupo de multimillonarios ex altos miembros del Partido Comunista Chino sus familias y conocidos son los dueños del país, el Partido Comunista y su secretario general que siguen dirigiendo al país sirven aquí únicamente a su intereses). Actualmente se observa ya que estos explotadores se proyectan hacia la explotación internacional (al colonialismo en otros países). Fue de esta manera también en como en la Rusia Socialista se introdujo la explotación laboral patronal capitalista, solo que aquí estos dejaron de decir que eran comunistas y el Partido Comunista ya no es dirigente estatal aquí. Fueron miembros del Partido Comunista de ambos países quienes robaron fondos públicos y se instauraron con dichos fondos en patronales explotadores sociales laborales capitalistas en sus países. De esto, nada dicen los patronales explotadores sociales laborales capitalistas tanto nacionales como internacionales de los países capitalistas (de los imperios patronales capitalistas) pues son de la misma clase. Observo con pesar que este mismo mal ejemplo lo está siguiendo también en la actualidad la Cuba Comunista de Fidel Castro Ruz (Cuba tiene que cambiar, pero no regresando al delictivo mundo de la explotación laboral patronal capitalista). El comunismo tubo como meta la eliminación de la explotación laboral patronal (ya sea Primitiva, Esclavista, Feudal o Capitalista) de la sociedad, pero al no apreciar correctamente en sus tesis tanto el pasado como el presente de la humanidad los comunistas triunfadores cometieron serios errores en la organización de una sociedad donde no exista la explotación laboral patronal provocando así con ello el atraso económico y el descontento del pueblo trabajador de estos países. De este descontento se aprovecharon los imperios patronales capitalistas colonizadores (explotadores internacionales con EE.UU. a la cabeza) para promover el levantamiento del pueblo trabajador y acabar así con el comunismo inicialmente en la Polonia Comunista (1989). De aquí en adelante los restantes Estados Comunistas de la Europa del Este se desmoronaron casi al unísono (incluida la Unión Soviética que terminó disolviéndose en 1991), y en los pocos Estados Comunistas que quedaron en el mundo se empezó a restituir en cambio en ellos a la explotación laboral patronal capitalista, pero paradójicamente realizada por el propio Partido Comunista como es el caso de la China Comunista Capitalista actual. Los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales salieron ganando así una vez más. El Comunismo, al proponer la eliminación de la explotación laboral patronal capitalista de la sociedad, se convirtió así en un enemigo mortal para el mundo de la explotación laboral patronal capitalista en general, y es por esto que estos buscaron desprestigiarlo y eliminarlo a cualquier precio (el imperio patronal colonial capitalista estadounidense, a través de la implementación del Plan Cóndor, la CIA y los gobiernos militares que promovió en América, es el responsable directo, a cuenta de ser comunistas, del asesinato de millones de personas junto a sus familias y conocidos que se cometió a todo lo largo de este continente. Eliminar a cada comunista fue la consigna de estos en esta región y en el mundo en general). Pero el comunismo de la actualidad, después de los sucesos de destrucción de los Estados Comunistas en el mundo, ya no representa un peligro para los patronales explotadores sociales laborales capitalistas de la actualidad (el Partido Comunista de la actualidad ya es reconocido como legal en casi todos los imperios patronales capitalistas del mundo), pues este, contrario a la correcta posición de una de sus tesis de eliminación de la explotación laboral patronal capitalista de la sociedad, promociona actualmente la idea de convivencia con dichos patronales explotadores sociales laborales. Resulta irónico intentar entender o comprender esta posición del comunismo actual, pues los negativos patronales explotadores sociales laborales capitalistas, correctamente clasificados como enemigos para el pueblo trabajador por el comunismo del pasado, supuestamente se volvieron buenos en la actualidad para poder promocionar así entonces la idea de la asociación con ellos (caso de la China Comunista Capitalista por ejemplo, que está en asociación tanto con explotadores sociales laborales locales y así como también con explotadores sociales laborales internacionales) y la idea de convivencia con estos para el explotado pueblo trabajador. Tenemos que superar estas erradas concepciones que nos convierten en cómplices directos del robo de la producción que le hacen los vagos patronales explotadores sociales laborales al pueblo trabajador. Los trabajadores son quienes producen pero son los vagos patronales explotadores sociales laborales quienes se adueñan de dicha producción dejándoles solo una mínima parte equivalente a solo para comer de esa producción a ellos los verdaderos dueños de esa producción (los trabajadores tanto como trabajadores manuales y así como trabajadores intelectuales son los que fabrican casas, carros, computadoras, naves espaciales, inventan e innovan las tecnologías, etc., etc. Lo único que hacen los vagos patronales explotadores sociales laborales es apropiarse de dicha producción). Esto no es ético, moral ni legal aquí ni en ninguna parte del Planeta. La riqueza que se observa en los imperios patronales capitalistas colonizadores (centros explotadores del mundo), igual que la riqueza de la China Comunista Capitalista actual (la China es actualmente en el mundo la segunda economía de explotación colonial. Los centros colonizadores del mundo –explotadores- son grandes productores de artículos elaborados pero las materias primas necesarias para la fabricación de esos productos las roban de los países explotados), es una riqueza ilícita, es una fabulosa riqueza que la ostentan y orgullosos las personas que no trabajan, esto es un robo descarado de la ajena producción, es una reducción a la esclavitud laboral y a la pobreza a la inmensa mayoría de la población tanto del propio país y así como también de la población trabajadora del Planeta en general, esto es simplemente criminal, esto no es un ejemplo a seguir para nadie que conserve cierta dignidad (en los centros de las ciudades de los imperios patronales capitalistas, tanto como colonizadores y así como colonizados y para vergüenza, los vagos patronales explotadores sociales laborales viven el lujosas mansiones, mientras que en la periferia de éstas viven en barracas los verdaderos dueños de esas riquezas –esta situación se observa en todas las ciudades de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas. Esto no es progreso ni un bien para el explotado pueblo trabajador como nos dicen los patronales explotadores sociales laborales capitalistas). Los hombres tienen que vivir y hacer fortuna en base a su propio trabajo y más no del trabajo ajeno (no en base al robo), esto es lo correcto, legal y justo y la norma que se tiene que imponer en la sociedad y en todos los países del mundo. Los patronales explotadores sociales laborales en su afán de abultado enriquecimiento ilícito se convierten en depredadores tanto de la población como de la naturaleza que nos rodea en general. La contaminación patronal capitalista de mares, ríos, lagos, suelo y atmósfera y la destrucción de la flora y la fauna terrestre está llevando en la actualidad a la total destrucción del Sistema Ecológico del Planeta poniendo en peligro con esto a toda la humanidad (la China Comunista Capitalista actual más los imperios patronales capitalistas colonizadores como lo son los EE.UU., los países europeos, Canadá y Japón son los mayores contaminadores del Planeta. Estos se han negado en múltiples ocasiones a firma un acta de compromiso para limitar tan siquiera dicha contaminación). Es necesario detener ya a estos demenciales criminales (a los patronales explotadores sociales laborales capitalistas en general que se hacen pasar a sí mismos como bienhechores de la humanidad. La China Comunista Capitalista actual tiene que simplemente cambiar, igual que la Rusia capitalista actual) que tantos males han provocado a la humanidad. Nosotros el pueblo explotado somos mayoría, estamos conformando los ejércitos, la policía, el sistema administrativo del Estado, nada nos detendrá. Solo hace falta que hagamos conciencia de la verdadera realidad en la cual vivimos (que vivimos en una delictiva sociedad patronal de sometimiento y de robo de la ajena producción) y nada más (el monopolio patronal sobre los medios de producción puede parecerle aquí al explotado pueblo trabajador que es una legalidad para respetar por ello entonces al delictivo mundo de la explotación laboral patronal capitalista que aquí nos tiene esclavizados. Este tiene su historia y es totalmente una arbitrariedad, esto forma parte del proceso de concientización y convencimiento que tenemos que pasar). Es hora de inaugurar en el mundo un nuevo Sistema de Organización Social que esté acorde con la naturaleza, el medio ambiente y que sea completamente lícito, tanto en sus relaciones con sus miembros entre sí y así como también en la conformación y actuaciones del gobierno tanto para con su propia población y así como para con otros gobiernos y pueblos del mundo en general. Es hora de construir una verdadera civilización (hasta aquí hemos vivido en la Época de la Barbarie) y una verdadera Democracia (pues la explotación laboral patronal es un imperialismo patronal) tanto en nuestros países y así como también por el mundo en general (los patronales explotadores sociales laborales al ser los dueños de los medios de producción –monopolio- son los responsables directos de la contaminación y destrucción de la naturaleza y del Ecosistema en general puesto que el explotado pueblo trabajador es simplemente una víctima aquí). ———————————————————– IMPERIOS PATRONALES NACIONALES E IMPERIOS PATRONALES INTERNACIONALES O COLONIZADORES La explotación laboral patronal es una actividad delictiva de sometimiento y de robo de la ajena producción. La explotación laboral patronal es una imposición contra el pueblo trabajador por que ninguna persona en su sano juicio se va a someter voluntariamente a semejante situación. Donde existe la explotación laboral patronal no existe así democracia sino tan solo un imperialismo patronal únicamente (una dictadura patronal únicamente). El imperialismo patronal es un sistema de organización social, es una sociedad dominada por un conjunto de vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales (es una sociedad de los patronales explotadores sociales laborales únicamente). Son los patronales explotadores sociales laborales quienes organizan a su favor la sociedad aquí. Son estos quienes hicieron las leyes sociales que tenemos aquí (las leyes sociales imperiales que tenemos aquí) y son estos también quienes se legalizaron a sí mismos de esta manera en la sociedad. Al existir la explotación laboral patronal en todos los países del mundo, entonces lo que existe en el mundo son imperios patronales únicamente y no democracias. Existen imperios patronales nacionales e imperios patronales internacionales. Los imperios patronales nacionales son los que se dedican únicamente a la explotación de su propia población trabajadora. Los imperios patronales internacionales son los que se dedican, a más de la explotación de su propia población trabajadora, principalmente a la explotación de otros pueblos del mundo. Los imperios patronales que se dedican a la explotación internacional, o explotación de otros países del mundo (explotación de otros imperios patronales del mundo), toman el nombre de imperios patronales colonizadores. Los imperios patronales que se dejan explotar por los internacionales toman el nombre de imperios patronales colonizados (también se los conoce con el nombre de: sometidos, dominados, dependientes o subdesarrollados como prefieren los centros explotadores del mundo). Estados Unidos, Canadá, los países Europeos y Japón son imperios patronales colonizadores (centros explotadores del mundo) y los demás países del mundo son imperios patronales sometidos, dominados o colonizados. De acuerdo al grado de influencia de explotación colonial de los pueblos del mundo los imperios patronales colonizadores se clasifican en: regionales, continentales y mundiales. En este cuadro, los Estados Unidos ocupa la categoría de imperio patronal colonial mundial, mientras que los demás imperios patronales colonizadores del mundo son simplemente regionales o continentales según sea el caso específico para cada cual. Forma de sometimiento y de explotación internacional en la explotación laboral patronal capitalista actual. A diferencia de la explotación internacional de los imperios patronales coloniales feudales que fue de directa intervención Estatal en otros países del mundo, la explotación internacional de la explotación laboral patronal capitalista aquí presente es de indirecta intervención Estatal en otros pueblos del mundo. El protagonismo aquí lo adquieren las transnacionales del centro colonizador (empresas internacionales de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas del centro colonizador). La forma de sometimiento y explotación de los pueblos del mundo se da aquí en el capitalismo a través de los empréstitos, el comercio desigual (comercio de explotación) y el saqueo de los recursos naturales y minerales de los pueblos explotados del mundo. La sociedad de patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales del centro colonizador, agrupados aquí en centros empresariales, son los que suministran y conminan a los imperios patronales atrasados a adquirir deuda pública. Con esto, la influencia colonial llega a estos países y presiona por concesiones de todo tipo para sus transnacionales (principalmente extracción de materias primas minerales). Asimismo, las transnacionales del centro colonizador dedicadas al comercio con estos países los explotan con precios de explotación tanto en los productos que les compran y así como también en los que les venden. Los Estados o gobiernos de estos patronales explotadores sociales laborales internacionales intervienen en estos países solamente cuando los países explotados (imperios patronales explotados) deciden acabar con la explotación laboral patronal internacional de la que son víctimas. Es de esta manera en como los centros colonizadores capitalistas del mundo roban los recursos naturales y minerales y los fondos públicos y privados (a través de los intereses de los préstamos y de los precios de explotación en los productos que les compran y les venden) de los países explotados del mundo entero y concentran esta riqueza en sus respectivos países llegando a ser así los más ricos y desarrollados del Planeta en contraste con los países explotados que son así de esta manera los más pobres del mundo. Como hemos dicho ya, existe una explotación nacional y una explotación internacional (imperios patronales nacionales e imperios patronales internacionales). Los dos son la misma cosa, no debemos de apoyar a los patronales explotadores sociales laborales nacionales por estar en contra de los internacionales. Esto es un error. Debemos de combatir tanto a los patronales explotadores sociales laborales locales como también a los internacionales. La explotación laboral patronal es una actividad delictiva criminal de sometimiento y de robo de la ajena producción y esto no se puede proteger o amparar bajo ninguna circunstancia. —————————————————————– EXPLOTACIÓN NACIONAL Y EXPLOTACIÓN INTERNACIONAL DEL SIEMPRE SOMETIDO Y EXPLOTADO PUEBLO TRABAJADOR La riqueza de los imperios patronales colonizadores (centros explotadores del mundo) es riqueza extraída principalmente de otros países, tanto a través del robo de los recursos naturales y minerales de otros países y así como también a través de la imposición de precios de explotación (robo) tanto en los productos que les compran como así también en los que les venden a los países explotados del mundo en general. Además de todo esto, los centros explotadores del mundo son también chulqueros (usureros) del mundo. Esto es riqueza ilícita, tanto por el robo de los recursos naturales y minerales y de los fondos públicos y privados de los países explotados del mundo en general y así como también por el robo de la producción que le hacen a los sometidos y explotados trabajadores de sus propios países y también de los trabajadores de otros países del mundo en general. Los imperios patronales colonizados (explotados), a pesar de ser ricos en recursos naturales, son por estos motivos de explotación internacional los pobres del mundo. Se dice que los países explotados, llamados subdesarrollados por los centros explotadores del mundo, son suministradores de materias primas, esto es falso, puesto que los países explotados no extraen ni exportan ellos mismos los recursos minerales de sus países (estos países exportan solamente unos pocos productos agropecuarios. En algunos de estos países, los gobiernos o los Estados de los patronales explotadores sociales laborales de estos países extraen minerales –pero un solo producto-, pero son explotados luego por los internacionales al exportar) sino que lo hacen las transnacionales de los imperios patronales colonizadores (estas transnacionales apenas si pagan aranceles de impuestos sobre la explotación de estos recursos a estos países, pero en muchos de los casos son solo nominales. El imperio patronal colonial capitalista estadounidense –imperio mundial-, por ejemplo, a través de sus transnacionales, saquea minerales -oro, cobre, diamantes, plata, zinc, coltan, petróleo, etc., etc.- por todas partes del Planeta dejando hambre y pobreza en los países explotados). Los trabajadores tanto de los países colonizadores como de los colonizados son quienes producen, pero son los vagos patronales explotadores sociales laborales quienes se adueñan de dicha producción y luego estos pasan a llamarse a sí mismos como productores cuando no lo son. Los patronales explotadores sociales laborales de los imperios colonizadores, a más de explotar a su propia población trabajadora, son explotadores internacionales y los patronales explotadores sociales laborales de los imperios colonizados son explotadores únicamente de los trabajadores de estos países, o sea, explotadores nacionales solamente (las transnacionales que extraen las riquezas naturales y minerales de los países explotados no son importadoras, exportadoras o productoras sino que son saqueadoras simplemente. La categoría de inversión extranjera para estas transnacionales, por el supuesto adelanto y progreso técnico que llevan estas transnacionales a los países explotados, no corresponde a este calificativo puesto que estas lo que van es a llevarse los recursos naturales y minerales dejando al final solamente pobreza, chatarra y contaminación en estos países). En los países explotados (colonizados), gracias a la explotación de los patronales explotadores sociales laborales internacionales de los imperios colonizadores en los precios de los pocos productos agropecuarios que exportan estos países y en los precios de los productos que importan estos mismos países de los centros explotadores del mundo y a la explotación adicional de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas locales (pues ellos arrebatan esos productos agropecuarios que exportan a los trabajadores de estos países), los “salarios laborales” de los sometidos y explotados trabajadores de estos países son así los más bajos dentro del mundo de la explotación laboral patronal capitalista en general (las fortunas personales de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas de estos países son también fortunas ilícitas puesto que son producto del robo de la ajena producción). Los aparentemente “altos salarios laborales” que se observa en los centros explotadores del mundo, para los sometidos y explotados trabajadores de estos centros, están dados así de esta manera por las “altas” ganancias que obtienen estos explotadores internacionales al dedicarse al saqueo de los recursos naturales y minerales de los países explotados del mundo en general , incluido aquí también el uso o empleo de la “barata mano de obra” de los países explotados (la China Comunista Capitalista actual, al proyectarse a la explotación internacional, a más de explotar a su propia población trabajadora, se suma así también con ello al saqueo de los recursos naturales y minerales y al empleo de la “barata mano de obra” de los países explotados del mundo en general como lo hacen los patronales explotadores sociales laborales internacionales de los imperios patronales colonizadores). Los patronales explotadores sociales laborales de los imperios colonizadores (explotadores internacionales) son los dueños del mundo. Son estos los que a través de sus transnacionales (empresas internacionales) saquean (roban) los recursos naturales y minerales de todos los países sometidos y explotados del mundo en general dejando hambre, pobreza, contaminación y destrucción de la naturaleza en estos países. Para asegurar estas auto concesiones en la explotación de los recursos naturales y minerales en los países explotados del mundo, los patronales explotadores sociales laborales internacionales de los imperios colonizadores disponen de bases militares y centros de propaganda y espionaje repartidos por todas partes del Planeta (de acuerdo a si estos imperios patronales colonizadores son mundiales, continentales o regionales). Los patronales explotadores sociales laborales de los países explotados son simplemente socios menores subordinados en el sometimiento y explotación de los trabajadores del mundo entero. Así se observa que los imperios patronales colonizadores (llamados como potencias o superpotencias aquí) son los más ricos del mundo, mientras que los imperios patronales colonizados, los más pobres del mundo. Es de esta manera en como la inmensa mayoría de la población del Planeta, incluida aquí también la población trabajadora de los imperios patronales colonizadores, es reducida a la pobreza por un puñado de vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales internacionales que fungen aquí orgullosos como los más ricos del mundo -fortuna ilícitas multibillonarias- (unas cuantas familias de los más grandes imperios patronales colonizadores son los verdaderos dueños del mundo). Los patronales explotadores sociales laborales tanto locales como internacionales nos dicen que vivimos en una democracia, que aquí se hace la voluntad del pueblo, pero esto no pasa de ser más que simples mentiras, esto es simplemente una manipulación social patronal (delincuencia cuentera) y nada más. Vivimos en un sistema de explotación laboral patronal (el patronal imperialismo laboral), el gobierno es de los explotadores, aquí se hace la voluntad de los patronales explotadores sociales laborales y el sometido y explotado pueblo trabajador está obligado así a hacerles gratuitamente las fortunas personales y a vivir y morir en la indigencia por estos motivos. Esta es la gran realidad que hasta ahora nunca se ha dicho. Tenemos que combatir tanto a los patronales explotadores sociales laborales locales como así también a los internacionales, es decir, tenemos que acabar con la explotación laboral patronal capitalista tanto en los países sometidos y así como también en los colonizadores. No podemos defender a los países explotados sin acabar con los patronales explotadores sociales laborales capitalistas locales (situación que caracteriza en América al denominado Socialismo del Siglo XXI) puesto que éstos son los dueños del país y al hacer esto estaremos combatiendo con ello únicamente a la fase colonial del patronal imperialismo laboral capitalista aquí presente y dejando así intacta su base local (en beneficio de los patronales explotadores sociales laborales locales). Los patronales explotadores sociales laborales capitalistas tanto locales como internacionales son los dueños de todo dentro de sus respectivos países –monopolio patronal- (la explotación internacional –colonial- capitalista actual de los sometidos y explotados países del mundo actual se da a través del comercio –compra venta de productos con los países explotados a precios de explotación-, en los empréstitos y en la obligada concesión de los recursos naturales y minerales de los países explotados del mundo). Son dueños de los medios de producción, de la producción de los trabajadores, de los medios de comunicación social y del gobierno, incluido aquí también a las escuelas, colegios y universidades y a la instrucción que se da al siempre sometido y explotado pueblo trabajador. Así de esta manera, éstos manipulan (o sea tanto los patronales explotadores sociales laborales nacionales así como también los internacionales) al explotado pueblo trabajador (de ambos imperios) en todo sentido y desde la infancia. Es por esto que no apreciamos tal cual es en la realidad el negativo mundo de la explotación laboral patronal capitalista aquí presente que nos domina, esclaviza, explota y gobierna a nivel mundial. Es por esto que no nos decidimos a acabar de una vez para siempre con este negativo sistema que nos tiene sitiados. Los patronales explotadores sociales laborales no hacen nada, son vagos, son aniñados, son minoría dentro de cada país. Nosotros el explotado pueblo trabajador somos la absoluta mayoría, lo hacemos todo, estamos conformando todo: los ejércitos, la policía, el sistema administrativo del Estado, tanto en los imperios patronales colonizadores y así como en los colonizados. Nosotros el pueblo explotado nos estamos matando entre nosotros mismos (tanto a nivel nacional como internacional) en favor de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas en general (tanto locales como internacionales). La causa, la manipulación social (delincuencia cuentera) de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas. Es hora de hacer conciencia de la verdadera realidad en la cual vivimos (que vivimos en una delictiva sociedad patronal de sometimiento y de robo de la ajena producción) y de acabar para siempre con este negativo sistema. ———————————————————————————– MODO DE EXPLOTACIÓN LABORAL PATRONAL ESCLAVISTA Patronales explotadores sociales laborales internacionales del imperio patronal colonial inglés (Inglaterra) durante la época de la invasión y colonización europea de América -1492 a 1820- (en este caso explotación internacional de directa intervención oficial Estatal mediante esclavitud laboral de las poblaciones nativas) asaltaron y secuestraron en el África, solamente en el 1800, a más de siete millones de negros africanos a quienes esclavizaron y también vendieron como mercancía en América. Este flagrante delito, en complicidad con los patronales explotadores sociales laborales internacionales de los demás imperios patronales coloniales europeos (explotadores internacionales esclavistas de América, compradores de los secuestrados y también asaltantes y secuestradores de negros en el África) quedo en la impunidad y hasta ahora. Es así como actúan los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales en general (tanto nacionales como internacionales pues son la misma cosa. Es una mafia patronal contra el pueblo trabajador del mundo entero), solo que en la actualidad en el Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista aquí presente adquirió características de sutileza tanto en el sometimiento y así como en el robo de la producción de los trabajadores. La esclavitud laboral es un descarado delito de sometimiento (secuestro laboral) que implica delitos como: asalto, secuestro, tortura y asesinato de las personas (obligado sometimiento de las personas a la delictiva explotación laboral patronal en este caso, en la actualidad de “voluntario” sometimiento a la delictiva explotación laboral patronal capitalista aquí presente por causas de la manipulación social de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí tanto en lo ideológico y así como en la legalización de la arbitraria monopolización de los medios de producción) y de robo de la producción por la esclavitud de los trabajadores, y además también, de trata de personas por la compra-venta de los secuestrados trabajadores (homicidio agravado). Los imperios patronales esclavistas del pasado (Roma, Grecia, Israel, Egipto, etc., etc.), al ser el Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista un franco y descarado delito de sometimiento y de robo de la ajena producción, tienen que ser clasificados entonces ahora en la actualidad necesaria y correctamente como Sistemas sociales delictivos de mafia asesina (delincuencia organizada) contra la población trabajadora, pero esto no se hace porque a los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes, herederos de la explotación laboral patronal, no les conviene. Historiadores de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas actuales (historiadores a sueldo) han llegado a clasificar a la explotación laboral patronal esclavista antigua (oficial en aquel entonces) como un gran Sistema de Organización Social donde supuestamente se trataba bien a los secuestrados y esclavizados trabajadores. Increíble, ¿verdad? La explotación laboral patronal es una actividad donde usted trabaja, los vagos patronales explotadores sociales laborales se adueñan de lo que usted produce (le roban y supuestamente de forma legal en la actualidad), y luego estos le dejan o le dan, luego de haber vendido esa producción en el mercado, una mínima parte (de lo mismo que usted ha producido) equivalente a solo para que no se muera de hambre y pueda así seguir trabajando y haciéndoles gratuitamente sus fortunas personales. Esto es un robo descarado de la ajena producción y por lo mismo también de formación de ilícitas fortunas personales (o ilícitos capitales). El sometimiento de la población trabajadora actual a la explotación laboral patronal capitalista aquí presente mediante la manipulación social y la arbitraria monopolización patronal de los medios de producción y su también arbitraria legalización jurídica (el monopolio patronal sobre los medios de producción y su legalización jurídica es también una manipulación social de supuesta legalidad de este acto) es una actividad delictiva de delincuencia cuentera puesto que el fin esencial y último de esta actividad es el engaño, la estafa y el robo de la producción de los trabajadores (decir manipulación social es lo mismo que decir engaño, estafa y robo). La legalidad jurídica del arbitrario monopolio patronal sobre los medios de producción es un ilícito. Todo sometimiento o forma de sometimiento es un delito, a menos claro está de que sea a un criminal al que hay que someter y encerrar y los trabajadores no son criminales sino víctimas de los criminales patronales explotadores sociales laborales capitalistas todavía aquí presentes y actuantes en pleno siglo XXI. ——————————————————————————– MODOS DE EXPLOTACIÓN LABORAL PATRONAL CONTRA EL PUEBLO TRABAJADOR El patronal imperialismo laboral es uno solo, solo que evolucionó en su modo de explotación laboral patronal contra el pueblo trabajador. Antes de llegar al perfeccionado Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista actual se sucedieron tres Modos de explotación laboral patronal a saber (en el orden cronológico en el que surgieron): 1) Modo de Explotación Laboral Patronal Primitivo Divino, el primero, 2) Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista, el segundo, 3) Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal, el tercero y precedente del Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista actual que vendría a ser así en este orden el cuarto y último Modo de explotación laboral patronal. Forma de sometimiento en cada Modo de Explotación Laboral Patronal. El Modo de Explotación Laboral Patronal Primitivo Divino se basó exclusivamente en la manipulación social religiosa con dioses primitivos (un volcán, el disco solar, o también, ciertas plantas y animales) para el sometimiento y explotación de la primitiva población trabajadora mediante el establecimiento de impuestos en productos a favor de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales convertidos aquí en dioses (semi secuestro laboral de las personas); el Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista se basó exclusivamente en el uso de la fuerza (secuestro laboral de las personas); el Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal se basó en el sometimiento combinado de manipulación social religiosa (ya con los nuevos y modernos dioses) y en el uso de la fuerza (secuestro laboral ablandado de las personas) y; el Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista actual se basa en la acción combinada de manipulación social religiosa (con los nuevos y modernos dioses), jurídica (de legalidad del arbitrario monopolio patronal sobre los medios de producción), económica (de correcto sistema económico para su economía de explotación), política (de democracia para su imperialismo patronal) y en el uso de la fuerza policiaca y militar (semi secuestro laboral de las personas). Es claro que topamos aquí a las religiones, éstas tienen su historia y no es como nos las pintan los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes. El patronal imperialismo laboral es un Sistema de Organización Social. Solo existen dos Sistemas de Organización Social: el patronal imperialismo laboral y la democracia. Los dos sistemas se excluyen mutuamente. Donde existe la explotación laboral patronal (y oficial como está aquí para que no se la pueda negar) no se puede hablar nunca de que aquí existe democracia sino de un patronal imperialismo laboral solamente puesto que el explotado pueblo trabajador es mayoría de población aquí (la Democracia es un Sistema de Organización Social que beneficia a toda la población y no solamente para beneficio de un reducido grupo de personas como lo es el Patronal Imperialismo Laboral). La Historia de la Humanidad viene a ser así en este sentido la historia de la Organización Social del hombre. A la Historia de la Humanidad para su correcto estudio y comprensión se la divide en Épocas, así tenemos: 1) Época de la Comunidad Primitiva (Democracia Primitiva), 2) Época de la Barbarie (el patronal imperialismo laboral) y, 3) Época de la Civilización (que vendría a ser una Democracia Civilizada y a la cual todavía no hemos ingresado por la permanencia en la sociedad de la delictiva explotación laboral patronal). A cada Época a su vez se la subdivide en Estadios: Estadio Inferior, Estadio Medio y Estadio Superior. La clasificación que le dan a la Historia de la Humanidad los historiadores de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes (historia, prehistoria, edad de piedra, cobre, bronce, hierro, período neolítico, paleolítico, calcolítico, civilización para su explotación laboral patronal, etc., etc.) es una arbitrariedad, puesto que estas clasificaciones no permiten ordenan correctamente (o sea tal cual ocurrieron) los sucesos o hechos del pasado de la humanidad ocultando así de esta manera la historia de la delictiva explotación laboral patronal (el patronal imperialismo laboral) que por milenios ha gravitado sobre las espaldas del pueblo trabajador (no nos indican aquí con estas clasificaciones qué es, cuándo surgió, cómo llegó y cómo se la mantiene en la actualidad a la explotación laboral patronal). Para escribir correctamente la Historia de la Humanidad hace falta también además llamar a las cosas y hechos del pasado de la humanidad por su verdadero nombre: que la explotación laboral patronal es una actividad delictiva, por ejemplo. ——————————————————————– CASO SNOWDEN El delincuente condena al denunciante. Esto es lo típico de la mafia patronal asesina que nos gobierna (y de cualquier otro delincuente). La denuncia de Edward Snowden, Julián Assange y Bradley Manning son solo una pequeña muestra de las actividades delictivas, en este caso predominantemente coloniales, que por debajo de las fabricadas apariencias de legalidad del delictivo mundo de la explotación laboral patronal capitalista aquí presente utilizan los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales (agentes de explotación social) para mantenerse o perpetuarse como tales. Las fuerzas coercitivas, en este caso de espionaje y terrorismo (además del ejército y la policía), siguen estando conformadas por elementos del pueblo explotado. Edward Snowden y Bradley Manning son solo elementos del pueblo explotado utilizados para estos fines que se revelaron. Las cortes de justicia y los centros de reclusión estadounidenses donde quieren condenar y castigar a los “desertores” denunciantes están conformadas asimismo por elementos del pueblo explotado. Los patronales explotadores sociales laborales son vagos, son aniñados, no hacen absolutamente nada. El mundo de la explotación laboral patronal es una actividad delictiva de sometimiento y de robo de la ajena producción. El explotado pueblo trabajador es quien hace la riqueza (quien trabaja), pero son los vagos patronales explotadores sociales laborales quienes les roban dicha riqueza (quienes se apropian de la producción de los trabajadores). Los hombres tienen que vivir y hacer fortuna en base a su propio trabajo y más no del trabajo ajeno, esto es lo correcto, legal y justo y la norma que se tiene que imponer en la sociedad. No podemos seguir conservando, defendiendo y apoyando al delictivo mundo de la explotación laboral patronal capitalista aquí presente (nosotros el pueblo explotado somos mayoría de población, estamos haciéndolo todo y conformándolo todo. No defendemos a la patria o tal vez al pueblo explotado, sino a los patronales explotadores sociales laborales y sus intereses exclusivamente). Es hora de hacer conciencia de la verdadera realidad en la cual vivimos y de acabar para siempre con los delictivos patronales explotadores sociales laborales que tanto daño han hecho y siguen haciendo a la humanidad. ——————————————————————- NEGAR LA REALIDAD DE LOS HECHOS Y DE LAS COSAS Negar los hechos, distorsionar los hechos, dilatar la realidad es la técnica básica de la manipulación social de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales. Esta técnica comprende conceptos tan amplios y variados (desarrollados por los mismos explotadores) como la sofística, la paradoja, los dogmas, la retórica, etc., etc. y además también del uso o empleo de técnicas psicológicas como las sugestiones (hacer pasar lo falso como verdadero mediante la constante repetición), psicosis (infundir temor), sugerencias subliminales (suministrar premisas básicas para que las personas lleguen a una conclusión predeterminada), etc., etc. Como lo hemos dicho ya, la manipulación social es una actividad delictiva de delincuencia cuentera puesto que es un engaño, una mentira dirigida a la estafa y al robo de la ajena producción. La explotación laboral patronal es una mafia, es una delincuencia organizada contra el pueblo trabajador. Como delincuencia organizada los patronales explotadores sociales laborales calcularon y desarrollaron todo (la manipulación social la realizan los patronales explotadores sociales laborales en todos los sentidos y actividades: en lo económico, en lo político, en lo jurídico, en lo ideológico, en la defensa de las concepciones supersticiosas, etc., etc.). Hay que tener en cuenta aquí que la explotación laboral patronal (el imperialismo patronal) tiene ya más de 12.000 años de existencia (el Modo de Explotación Laboral Patronal Primitivo Divino tuvo una duración de más de 2.000 años, el Esclavista de 8.000 años, el Feudal de 1.700 años y el capitalista actual tiene ya más de 300 años de existencia). Es durante todo este tiempo en que los patronales explotadores sociales laborales establecieron y legalizaron ellos mismos sus arbitrarios monopolios sobre los medios de producción, desarrollaron el sistema jurídico a su favor (el sistema jurídico imperial que tenemos aquí), sus diversas ideologías de manipulación social y en los últimos tiempos su Sistema Político Estatal Mercantil Capitalista contra el sometido y explotado pueblo trabajador de la actualidad (creación del mercado laboral y la auto venta del trabajador actual al explotador laboral capitalista por un establecido precio oficial en moneda –llamado “salario básico laboral”- únicamente de subsistencia). En el mundo de la explotación laboral patronal capitalista actual, autodenominado como mundo libre, los explotados trabajadores actuales seguimos siendo así esclavos de los patronales explotadores sociales laborales, pero con la diferencia de que aquí (respecto de los esclavizados trabajadores del pasado) gracias a la manipulación de los patronales explotadores sociales laborales de la cual somos víctimas, somos nosotros mismos los que nos auto vendemos diariamente a nuestros captores, a nuestros esclavizadores. A esto los patronales explotadores sociales laborales capitalistas lo llaman sarcásticamente como explotación laboral patronal civilizada. Es evidente de que los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales se apropiaron de todo desde un principio, incluyendo a nosotros mismos. Nosotros el esclavizado pueblo trabajador de la actualidad somos mayoría de población (nosotros estamos haciéndolo todo y conformándolo todo: la policía, el ejército, el sistema administrativo del Estado, la dirección de las empresas de los patronales explotadores, etc., etc. Nosotros, y gracias a la manipulación social de los patronales explotadores sociales laborales, nos estamos explotando y matando entre nosotros mismos en favor de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales). No fuimos nosotros (puesto que los patronales explotadores sociales laborales capitalistas nos dicen que vivimos en una democracia) y ni tampoco los esclavizados trabajadores del pasado quienes establecimos y legalizamos el arbitrario monopolio sobre los medios de producción. No fuimos nosotros quienes hicimos los códigos jurídicos donde se legalizó a la delictiva explotación laboral patronal. No somos nosotros los actuales explotados quienes establecimos el actual Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista aquí presente sino los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas exclusivamente. El explotado pueblo trabajador de la actualidad, gracias a las acciones de manipulación social de los patronales explotadores sociales laborales del pasado y de los capitalistas actuales, es inocente de lo que en realidad es el mundo de la explotación laboral patronal. Los patronales explotadores sociales laborales siempre han ocultado la realidad de sus actuaciones. La Historia de la Humanidad que nos presentan aquí los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes es una historia mutilada, deformada y tergiversada. Es por esto que siendo el explotado pueblo trabajador de la actualidad la inmensa mayoría de la población del país y del mundo explotado en general se deja avasallar mediante simples órdenes verbales (los patronales explotadores sociales laborales son jefes en la producción, en los mercados, el gobierno y la dirección del ejército y la policía) por un reducido grupo de vagos, ladrones y aniñados patronales explotadores sociales laborales. Es hora de la desobediencia civil, militar, policial, administrativo y de todo orden. Los hombres tienen que vivir y hacer fortuna en base a su propio trabajo y más no en base del trabajo de otras personas, esta es la norma que tiene que regir la organización de la nueva sociedad. ————————————————- EL IMPERIO PATRONAL COLONIAL MUNDIAL CAPITALISTA ESTADOUNIDENSE AL DESNUDO La explotación colonial (explotación internacional) del Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista actual es un sistema de indirecta intervención Estatal colonial en los países sometidos. La forma de sometimiento y explotación de los pueblos del mundo por el centro colonizador capitalista (centro explotador del mundo) se da aquí a través de los empréstitos, por el comercio desigual y por el saqueo de los recursos naturales y minerales de los países explotados del mundo. Las fuerzas armadas y el desarrollo armamentista del centro colonizador son un elemento intimidatorio para los sometidos y explotados pueblos del mundo y de empleo en último recurso ante los intentos de liberación colonial de dichos pueblos. En este sentido, primero vienen las presiones y bloqueos de todo tipo y luego cuando esto falla los centros colonizadores del mundo desatan entonces las invasiones militares contra estos países (terrorismo Estatal contra estos países). Capítulo aparte en esta actividad patronal colonial capitalista del mundo actual (explotación internacional) merecen los centros estatales de propaganda, espionaje y terrorismo (terrorismo Estatal encubierto) de los centros colonizadores capitalistas del mundo como es el caso por ejemplo de la CIA estadounidense. Estas organizaciones, en complicidad con los gobiernos de los sometidos y explotados países del mundo, están actuando en todo momento en estos países. Se espían a personas, organizaciones sociales y al propio gobierno de los países explotados. Personas que están en contra tanto de la explotación colonial y de la explotación nacional de repente desaparecen y son asesinadas, organizaciones sociales que se pronuncian en este mismo sentido son clasificadas como terroristas y son perseguidas, y a nivel Estatal, estas organizaciones promocionan y dirigen los levantamientos militares y los golpes de Estado en los países explotados del mundo (de gobiernos progresistas que están en contra tanto de la explotación nacional y así como también de la explotación internacional). Para el caso de los países Comunistas (cuyo único delito es querer acabar con la delictiva explotación laboral patronal en sus países) la actividad militar Estatal colonial terrorista de los centros colonizadores capitalistas del mundo es de directa confrontación y asedio militar permanente contra estos países, como es el caso por ejemplo de la Cuba Comunista que por décadas ha soportado el cerco colonial capitalista estadounidense y su aislamiento internacional por estos motivos. En estos países, los centros colonizadores capitalistas del mundo a través de sus agencias de inteligencia infiltran y compran a espías e informadores, y así como también, organizan permanentemente provocaciones de todo tipo contra estos países. Estas organizaciones, junto con sus gobiernos y a través de los medios de comunicación social de sus países y para evitar adhesiones de su propia población trabajadora con los países Comunistas, difaman y desacreditan a estos países calificándolos por ejemplo como imperios del mal. Estados Unidos fue fundado como Estado independiente en 1787 por las ex colonias inglesas tras guerra de liberación de la explotación colonial (explotación internacional) de la que eran víctimas por parte del imperio patronal colonial inglés. Casi inmediatamente los patronales explotadores sociales laborales nacionales de este nuevo país (puesto que las poblaciones nativas y los trabajadores africanos eran esclavos) pasan a convertirse en patronales explotadores sociales laborales internacionales (colonialistas) invadiendo a Cuba, Haití, Puerto Rico, República Dominicana, Nicaragua, etc., etc. donde instalan a gobiernos títeres. Posteriormente, con la liberación de la opresión colonial española del resto de países del centro y sud América, Estados Unidos termina imponiendo su influencia colonial en estos pueblos, pero ya del tipo de indirecta intervención Estatal colonial, que más tarde y ya como superpotencia colonial (después de la segunda guerra mundial) extiende esta influencia por todas partes y regiones del Planeta. El sometimiento colonial capitalista estadounidense de los países del mundo que al principio en sus inicios como imperio patronal colonial lo efectuó mediante las armas, lo cambió así más tarde por la indirecta intervención Estatal colonial en estos países al empezar a actuar sus transnacionales aquí (empresas internacionales de los patronales explotadores sociales laborales nacionales de este país dedicadas al comercio de explotación con los países explotados y así como también al saqueo de los recursos naturales y minerales de estos mismos países) y a través de la concesión de préstamos estatales y bancarios por el centro colonizador estadounidense a los Estados o Gobiernos de los países explotados del mundo en general (esclavitud de países por deudas). En la explotación patronal colonial (explotación internacional) capitalista actual son así las transnacionales del país colonizador las que se encargan directamente de la explotación de los recursos naturales y minerales y de la explotación comercial (al comprarles y venderles los productos a precios de explotación) de los países explotados del mundo en general y los Estados o Gobiernos de estos explotadores sociales laborales internacionales se encargan únicamente de fomentar y mantener a raya bajo sus dominios a los países explotados a través de los leoninos préstamos monetarios (dineros que son en realidad de los patronales explotadores sociales laborales internacionales como particulares puesto que el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Club de París, et., etc. son de capitales privados, es decir de los patronales explotadores sociales laborales internacionales tanto de un solo imperio patronal colonial en particular como en sociedad de imperios patronales colonizadores) y a través de sus fuerzas armadas que son garantes y defensoras de sus transnacionales y sus intereses por todas partes del Planeta (los más grandes depósitos naturales de oro y de diamantes están en el África y están en manos de las transnacionales estadounidenses. Asimismo, los más grandes depósitos de petróleo, cobre, zinc, hierro, etc., etc., existentes en el mundo están en manos de los patronales explotadores sociales laborales internacionales estadounidenses dueños de dichas transnacionales). Son estas transnacionales las que directamente despliegan, y también a través de sus gobiernos, misiones de manipulación social patronal colonial por el mundo entero (se incluyen aquí también misiones religiosas de adoctrinamiento colonial de los pueblos explotados del mundo como los evangelistas y mormones como en el caso de los EE.UU.), y así como también, misiones de investigación científica de varias tonalidades con la finalidad de identificar y cuantificar las riquezas naturales y minerales existentes en el mundo y de toda posible fuente de riqueza. De esta manera, los patronales explotadores sociales laborales internacionales (colonialistas), en este caso estadounidenses, se aprovecharon y se aprovechan aun así todavía, habida cuenta de investigación científica y así con ello con la colaboración de las inocentes poblaciones de los países sometidos, de conocimientos ancestrales de los países explotados como por ejemplo sobre botánica y de la libre investigación de las riquezas naturales del mundo entero para su particular beneficio. Es por esto que el imperio patronal colonial mundial capitalista estadounidense ha llegado a ser así el más rico y desarrollado del Planeta. Estos no solamente que roban las riquezas naturales y minerales y los fondos públicos y privados (tanto por los intereses de las deudas y así como también por el comercio desigual) y los conocimientos ancestrales de las poblaciones nativas de los países explotados del mundo entero, sino que también les roban fórmulas e inventos, y así como también, “compran” a destacados científicos e investigadores de estos países. Por ejemplo, el ingeniero aeroespacial Von Braun, de origen alemán, es el que sentó las bases del desarrollo espacial de este país, lo mismo que el físico Albert Einstein, de origen también alemán, para el desarrollo atómico de este mismo país (Alemania es también un imperio patronal colonial, solo que en la segunda guerra mundial, que la desató la misma Alemania, salió derrotada por sus contendientes competidores coloniales que se aprovecharon así de esta manera, en este caso EE.UU., tanto de sus adelantos y descubrimientos y así como también de sus científicos e investigadores). Hoy en día científicos e investigadores provenientes de todos los países explotados del mundo contribuyen inocentemente al adelanto, progreso, desarrollo y enriquecimiento de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses (esta riqueza no es para toda la población estadounidense sino tan solo para los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses exclusivamente, que han llegado a acumular así, y sin trabajar, gigantescas fortunas personales multibillonarias). Actualmente este imperio patronal colonial mundial capitalista estadounidense, o la sociedad de patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses, como el más grande imperio patronal colonial del mundo, funge de policía internacional. Aduciendo defender los derechos humanos, la justicia social y la supuesta democracia de los pueblos (donde existe la explotación laboral patronal no existe democracia sino tan solo un imperialismo patronal) invadió y destruyó, por ejemplo, a Irak donde asesinó a millones de personas incluyendo a mujeres, niños y ancianos. Asimismo, se encuentra persiguiendo y asesinando en estos momentos a grupos sociales en Pakistán y Afganistán, y apoyó y está apoyando aun todavía levantamientos sociales en Libia, Egipto y Siria. Es evidente que lo que persiguen los patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses con estas acciones es solamente deshacerse de gobiernos de explotadores sociales laborales extranjeros que no son afines con sus intereses económicos coloniales y de proteger a quienes sí lo son. Los patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses califican de terroristas a sus opositores explotadores de otros países, y así como también a los levantamientos del explotado pueblo trabajador de otros países, cuando ellos mismos son terroristas tanto para su propia población trabajadora y así como también para la población trabajadora de otros pueblos del mundo. Para generar riqueza hay que trabajar, puesto que los artículos o productos no se hacen o fabrican por sí solos (el dinero cumple la función de circulación de las mercancías en la sociedad, este no lo hacen o fabrican las personas particulares sino los Estados o Gobiernos y de acuerdo al volumen real de la producción. Para que una persona particular se vuelva millonaria tiene que producir y vender artículos o productos constantemente). Los patronales explotadores sociales laborales tanto nacionales como internacionales son vagos, son aniñados, son personas que viven y hacen fortuna a costa del trabajo ajeno, o sea, a costa del trabajo de otras personas (los patronales explotadores sociales laborales en general, contrario a lo que ellos mismos afirman, nunca han hecho otra cosa más que no sea el de robar la producción de los trabajadores. Estos no son necesarios absolutamente para nada. Todo lo que existe aquí: casas, carros, computadoras, naves espaciales, fábricas e industrias, etc., etc. son hechos por los trabajadores, tanto como trabajadores manuales y así como por trabajadores intelectuales como ingenieros, científicos e investigadores. Los patronales explotadores sociales laborales son simplemente una escoria que gravita sobre las espaldas del pueblo trabajador). Estas son fortunas personales ilícitas (o capitales ilícitos) puesto que son producto del robo de la ajena producción. El trabajo es la única condición que se requiere aquí para determinar la legalidad real en la propiedad personal de una cosa cualquiera, incluida la propiedad individual sobre las tierras, sobre todos los demás medios de producción y sobre los capitales (el trabajo es también el que determina el valor real –valor en dinero- de los artículos o productos fabricados). Quien trabaja tiene derecho a lo por el producido y sobre los medios de producción que utilizó para esa producción, y quien no trabaja no tiene ningún derecho sobre la ajena producción y sobre ningún medio de producción. El monopolio patronal sobre los medios de la producción (o sea que los vagos patronales explotadores sociales laborales son los dueños de todos los medios de producción y de los capitales) es una arbitrariedad. Los hombres tienen que vivir y hacer fortuna en base a su propio trabajo y más no del trabajo ajeno, esto es lo legal, justo y correcto. La explotación laboral patronal es una delincuencia organizada contra el pueblo trabajador. Los patronales explotadores sociales laborales durante su larguísima existencia como sistema de organización social se legalizaron a sí mismos en la sociedad, estos fueron y son los que hicieron las leyes sociales que tenemos aquí (las leyes sociales imperiales que tenemos aquí). El pueblo trabajador es quien fabrica los artículos o productos (quien trabaja) pero son los vagos patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes quienes mediante sus maquinaciones jurídicas imperiales de este tipo le roban “legalmente” su producción. La manipulación social patronal es la base tanto para el sometimiento de la población trabajadora actual y así como también para el robo de su producción. Esta condición de manipulación social y explotación la sufre el explotado pueblo trabajador de todos los países del mundo, incluida la población trabajadora de los imperios patronales colonizadores, puesto que la explotación laboral patronal existe en todos los países del mundo. Nosotros el explotado pueblo trabajador somos mayoría de población (los patronales explotadores sociales laborales son un reducido grupo de aniñados). Nosotros el explotado pueblo trabajador estamos haciéndolo todo y conformándolo todo (nosotros estamos conformando la totalidad de los ejércitos, la policía, el sistema administrativo del Estado, las cortes de justicia, los centros de reclusión, los centros de inteligencia, etc., etc.). Nosotros el explotado pueblo trabajador, y gracias a la manipulación social de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas de la cual somos víctimas, nos estamos matando entre nosotros mismos en favor de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes (tanto nacionales como internacionales). Es el explotado pueblo trabajador norteamericano quien va a morir en las guerras invasoras y no los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses (la sociedad de patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses es el responsable directo, a través del Plan Cóndor, la CIA y los gobiernos militares que promovió en América, del asesinato de millones de personas junto a sus familiares y conocidos, habida cuenta de ser comunistas, que se cometió a todo lo largo de este continente, y así como también, en el Asia y en el África y a través también de las directas invasiones armadas de este imperio patronal colonial en Angola, Vietnam, Laos y Camboya). Es el explotado pueblo trabajador norteamericano quien trabaja en las fábricas, en las industrias y en los centros de investigación de su país pero son los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas estadounidenses quienes se apropian de su producción. Es el explotado pueblo trabajador quien, gracias a las argucias jurídicas imperiales de los patronales explotadores capitalistas, reprime y asesina a sus propios hermanos trabajadores tanto a nivel nacional y así como también en el extranjero al intervenir con sus ansias de más riquezas ilícitas los vagos patronales explotadores sociales laborales en otros pueblos del mundo. No defendemos al país, o tal vez al pueblo explotado, como nos dicen los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes, sino tan solo a ellos mismos y sus intereses exclusivamente. Es hora de despertar, es hora de hacer conciencia de la verdadera realidad en la cual vivimos y de acabar para siempre con este nefasto sistema que tanto mal ha provocado y sigue provocando a la humanidad (las guerras son provocadas por los patronales explotadores sociales laborales tanto por sus ambiciones expansionistas y así como por defensa ante sus competidores explotadores, y también, por eliminar las ansias de libertad del sometido y explotado pueblo trabajador del mundo. En los Modos de Explotación Laboral Patronal Esclavista y Feudal, las guerras estaban también dirigidas a reducir a la esclavitud laboral a las poblaciones vecinas. Los ejércitos de los patronales explotadores sociales laborales esclavistas aquí, bajo estas dos formas de explotación laboral patronal, no estaban constituidos por elementos del explotado pueblo trabajador como en la actualidad ya que dicho pueblo estaba esclavizado. Aquí, no nos matábamos entre nosotros mismos como en la actualidad ya que el enemigo explotador estaba completamente identificado. La sociedad de patronales explotadores sociales laborales capitalistas internacionales estadounidenses para dominar el mundo a su favor poseen alrededor de 6.000 bases militares en el extranjero. Disponen de armas de destrucción masiva; nuclear, química y biológica, portaviones, submarinos, aviones continentales, satélites rastreadores, centros de investigación y desarrollo militar, etc., etc., en donde colaboran millones de inocentes elementos del pueblo explotado). ———————————————– ECONOMÍA CONCEPTO.- Es la forma en que el hombre obtiene de la naturaleza los productos que necesita para el desarrollo de su existencia. Existen dos clases de economía: una economía recolectora y una economía productora. La economía recolectora se dio en los primeros tiempos de la humanidad. La economía productora se dio cuando la humanidad dejo de ser una simple recolectora de los artículos necesarios para la existencia y se transformó a sí misma en productora de dichos artículos mediante cultivos agrícolas y domesticación de animales salvajes. Dentro de la economía productora existen dos divisiones de economía: una economía productora doméstica y una economía productora mercantil. La economía productora doméstica se dio en los primeros tiempos de la producción. La economía productora mercantil se dio a partir de la especialización de la producción en la elaboración de un solo producto destinado para la venta, suceso registrado en su aparición tanto a nivel nacional y mundial a partir del siglo XVII en Europa con la revolución industrial, y es la que tenemos hasta el día de hoy (los mercados existían en la economía productiva doméstica pero eran reducidos, limitados u ocasionales. La producción era aquí predominantemente autosuficiente). El hombre no obtiene de la naturaleza lo
  5. CONCEPTO.- Es la forma en que el hombre obtiene de la naturaleza los productos que necesita para el desarrollo de su existencia.
    Existen dos clases de economía: una economía recolectora y una economía productora.
    La economía recolectora se dio en los primeros tiempos de la humanidad. La economía productora se dio cuando la humanidad dejo de ser una simple recolectora de los artículos necesarios para la existencia y se transformó a sí misma en productora de dichos artículos mediante cultivos agrícolas y domesticación de animales salvajes.
    Dentro de la economía productora existen dos divisiones de economía: una economía productora doméstica y una economía productora mercantil.
    La economía productora doméstica se dio en los primeros tiempos de la producción. La economía productora mercantil se dio a partir de la especialización de la producción en la elaboración de un solo producto destinado para la venta, suceso registrado en su aparición tanto a nivel nacional y mundial a partir del siglo XVII en Europa con la revolución industrial, y es la que tenemos hasta el día de hoy (los mercados existían en la economía productiva doméstica pero eran reducidos, limitados u ocasionales. La producción era aquí predominantemente autosuficiente).
    El hombre no obtiene de la naturaleza los productos que necesita para el desarrollo de su vida en forma individual sino en grupos, en sociedad. Desde este punto de vista existen dos divisiones adicionales de economía: una economía sin explotación del hombre por el hombre (explotación laboral patronal) y una economía de explotación del hombre por el hombre.
    La explotación del hombre por el hombre, o explotación laboral patronal, es la actividad donde determinado grupo de personas viven y hacen fortuna, no en base a su propio trabajo personal como debe de ser, sino a costa del trabajo ajeno, a costa del trabajo de otras personas. Esto es a todas luces una actividad delictiva de robo de la ajena producción.
    Economía sin explotación del hombre por el hombre se dio en la economía recolectora de los primeros tiempos de la humanidad puesto que aquí no existía remanente económico alguno del que se puedan aprovechar las personas que no quieren trabajar para vivir, o sea los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales.
    Economía con explotación del hombre por el hombre se dio en la economía productora puesto que aquí con esta actividad ya surgió un remanente económico del que se aprovecharon entonces los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales para vivir y hacer fortuna a costa de ello y así no tener que trabajar para vivir. Surge así el imperialismo patronal que impondrá su economía de explotación laboral patronal contra el pueblo trabajador (al principio de la producción el remanente económico fue un remanente social. Con el desarrollo de las fuerzas productivas el remanente económico ya fue así más tarde un remanente personal, con esto se impuso el esclavismo laboral contra la población trabajadora).
    En la economía productora doméstica se desarrolló la economía de explotación laboral patronal (economía de explotación) Primitiva, Esclavista y Feudal, mientras que en la economía productora mercantil se desarrolló la economía de explotación laboral patronal capitalista actual (la economía productora mercantil, independientemente de si es con o sin explotación laboral patronal, tiene dos fases de desarrollo: 1) una fase manufacturera y, 2) una fase industrial).
    La explotación laboral patronal es una imposición, es un sometimiento del pueblo trabajador (de allí su nombre de imperialismo patronal) a esta actividad por que ninguna persona en su sano juicio se va a someter voluntariamente a semejante situación. Existen dos formas de sometimiento patronal del pueblo trabajador a esta actividad: 1) mediante la manipulación social y, 2) mediante el uso la fuerza.
    La economía de producción doméstica bajo control de explotación laboral patronal Primitiva, Esclavista y Feudal (economía productiva doméstica de explotación) se basó para el sometimiento de la población trabajadora y consiguientemente con esto para el desarrollo de su economía, en la manipulación social en el primer caso, y en el uso exclusivo de la fuerza en el segundo y tercer caso.
    La economía de producción mercantil bajo control de explotación laboral patronal capitalista actual (economía productiva mercantil de explotación) se basa para el sometimiento de la población trabajadora actual y el desarrollo de dicha economía en el uso combinado de la manipulación social y la fuerza. Los pilares fundamentales supuestamente legales para el sometimiento de la población trabajadora actual a esta explotación laboral patronal capitalista (supuestamente de libre sometimiento de la población trabajadora actual a este sistema según los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes) son aquí el arbitrario establecimiento patronal del monopolio personal sobre los medios de producción en la sociedad y su también arbitraria legalización jurídica. El uso de la fuerza solo se da aquí cuando los explotados trabajadores actuales se niegan a someterse a esta inicua situación (los patronales explotadores sociales laborales capitalistas actuales mediante la monopolización de los medios de producción a su favor se apoderan así, y supuestamente de forma legal por ello, de la producción de los trabajadores, y luego para confirmar esta supuesta legalidad les dan, de lo mismo que los trabajadores han producido y para que no se mueran de hambre y puedan seguir trabajando, un mínima cantidad –equivalente a solo para comer como hemos dicho- llamada por ellos mismos como “salario básico” completándose con esto y de forma supuestamente legal el robo de la producción de los trabajadores actuales).
    Es evidente que la economía productiva de explotación del hombre por el hombre (explotación laboral patronal) es la economía de la injusticia social, es la economía de las fabulosas fortunas personales ilícitas, es la economía de la reducción a la miseria a quienes generaron y son en realidad los dueños de dichas riquezas.
    Economía sin explotación del hombre por el hombre no solamente se puede dar en la economía recolectora (aquí se dio así simplemente porque no existía con esta actividad remanente económico alguno para que puedan surgir así los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales en la sociedad) sino también en la economía productora. Aquí es necesario introducirla de manera consciente. En primer término, hay que hacer conciencia de lo que es en verdad el mundo de la explotación laboral patronal (que es una actividad delictiva criminal). En segundo término, hay que conocer los pilares en los que se asienta y fundamenta el delictivo mundo de la explotación laboral patronal para poder así anularlo y erradicarlo, y también, para poder refundar la sociedad y la producción en base a principios de legalidad, justicia social, licitud y libertad. La economía productora sin explotación del hombre por el hombre, además, tiene que estar acorde con la naturaleza, el medio ambiente y el Ecosistema en general y no como lo está la economía del mundo de la explotación laboral patronal (la economía de los patronales explotadores sociales laborales es una aberración).
    Los economistas de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes no reconocen esta división de la economía, y en especial la economía de explotación laboral patronal (dadas así por el desarrollo del pasado de la humanidad), porque esto a sus amos explotadores no les conviene. La economía de los patronales explotadores sociales laborales capitalistas aquí presentes es así una economía abstracta, tergiversada de la realidad histórica de la humanidad y así como también de la realidad de la explotación laboral patronal capitalista aquí presente.

  6. …..Vivimos en un mundo de explotación laboral patronal. El mundo de la explotación laboral patronal es un arbitrario sistema de organización social donde determinado grupo de personas (los patronales explotadores sociales laborales) viven y hacen fortuna a costa del trabajo de otras personas, esto es a todas luces una actividad delictiva de robo de la ajena producción puesto que toda persona tiene que vivir y hacer fortuna en base a su propio trabajo y más no del trabajo ajeno (esto es lo legal, justo y correcto). La explotación laboral patronal es un sometimiento, es una imposición contra el pueblo trabajador ya que ninguna persona en su sano juicio se va a someter voluntariamente a semejante situación. No vivimos así en una democracia sino en un imperialismo patronal simplemente. El arbitrario y delictivo mundo de la explotación laboral patronal tiene que terminar ya……

    ——————————————————

    INVESTIGADORES IZQUIERDISTAS
    La base de los investigadores y pensadores sociales izquierdistas (intelectuales del explotado pueblo trabajador) es la dialéctica. La dialéctica es considerada como una filosofía pero no lo es. La filosofía es una determinada forma de ver la realidad y de enfrentar la vida de acuerdo a ella, creada y seguida por una sola persona o también en la misma forma por grupos de personas. Las filosofías son simplemente unas ideologías. La dialéctica en cambio es una técnica de investigación. Es una técnica de investigación compuesta por un determinado número de reglas a seguir aplicada tanto para la investigación de la naturaleza en general como también para la sociedad humana en particular.
    Es evidente para todos que la realidad que nos pintan aquí los patronales explotadores sociales laborales (de reyes aquí) sobre el pasado y presente de la humanidad, dada la naturaleza delictiva que es la explotación laboral patronal, es una realidad deformada, falseada, distanciada de la verdadera realidad de los acontecimientos sociales (es lo que se denomina como manipulación social). Lo que han hecho y hacen los pensadores e investigadores izquierdista desde Carlos Marx hasta la actualidad es el de aplicar estas técnicas o reglas de la dialéctica a la investigación tanto del pasado como del presente de la humanidad para poder determinar así de esta manera de forma científica dicha realidad (o sea, describir fielmente tal cual ocurrieron los sucesos o hechos del pasado de la humanidad).
    Carlos Marx fue el primero (pionero) que trato de escribir, ayudado con estas técnicas de investigación, la verdadera Historia de la Humanidad (los verdaderos sucesos tanto del pasado como del presente de la humanidad). Ahora en la actualidad (después de los sucesos de destrucción de los Estados comunistas en el mundo) es claro que Marx cometió errores, tanto en la apreciación de fenómenos sociales en particular como en la organización general de dicha información. Es claro también que ciertas reglas de la dialéctica no son aplicables a la sociedad, como por ejemplo la lucha de los contrarios y su carácter de dominante por uno de ellos en determinado momento en la sociedad, puesto que la explotación laboral patronal es una actividad delictiva y bajo el mundo de la explotación laboral patronal jamás el pueblo explotado ha sido dominante en la sociedad.
    Carlos Marx también manifestó que la lucha de clases (lucha de los contrarios) es el motor de la historia de la humanidad. Historia es la información que tenemos de los hechos del pasado tanto recientes, cercanos y lejanos de la humanidad. Historia es una descripción verbal o también escrita de los hechos del pasado de la humanidad, esta no necesita así de motores para formularse. Lo que Marx quiso decir indirectamente con esta expresión es que la lucha de clases es el motor del progreso de la humanidad, lo que no corresponde también con la realidad puesto que la libertad, la justicia social y la paz son los verdaderos motores que impulsan el desarrollo económico y social de los pueblos. Es por estos motivos precisamente que los patronales explotadores sociales laborales otorgaron ciertas libertades al sometido y explotado pueblo trabajador y no por las infructuosas luchas libertarias de estos. A parte de los errores conceptuales tanto económicos, políticos y sociales que cometió Marx, sus trabajos son de un inestimable valor.
    La explotación del hombre por el hombre, o explotación laboral patronal, es una actividad delictiva de sometimiento y de robo de la ajena producción. Es desde esta simple percepción legal en que se tiene que empezar a enjuiciar al mundo de la explotación laboral patronal y a organizar la información del pasado de la humanidad. Carlos Marx manifestó en su tiempo que no se podía clasificar al mundo de la explotación laboral patronal como a una actividad delictiva, porque según él, los patronales explotadores sociales laborales habían contribuido con el progreso de la humanidad. Con esta errada percepción de la realidad, Marx prácticamente arregló a que los datos históricos-económicos de la humanidad coincidan con esta idea. Es por estos motivos que llevando a la práctica estas erradas concepciones de Marx en la organización de una sociedad donde no exista la explotación del hombre por el hombre estas se vinieron abajo.
    Si una regla o técnica de investigación social no nos sirve o entorpece el desarrollo investigativo, simplemente hay que desestimarla (la investigación social no solamente se la realiza teniendo en cuenta las reglas de la dialéctica y la recolección de información sino también aplicando reglas o técnicas de otras ciencias sociales). No debemos construir castillos en el aire por aferrarnos a esquemas fallidos de investigación social porque esto beneficia finalmente al delictivo mundo de la explotación laboral patronal. Lo que se trata aquí, ayudado con estas técnicas de investigación social, es sencillamente el de describir la realidad tal cual es para poder luego así transformarla. Los esquemas económicos inventados por Carlos Marx, esto es los Modos de Producción, la base y la superestructura social, terminaron desviando definitivamente la labor investigativa de los intelectuales del explotado pueblo trabajador.
    No estoy en contra de los Estados comunistas ni de los Partidos comunistas en el mundo. Solo abogo por la reestructuración de las tesis comunistas para ponerlas a tono con la realidad y para poder así acabar con el delictivo mundo de la explotación laboral patronal. Con la destrucción de los Estados comunistas, los Partidos comunistas en el mundo quedaron desacreditados. El explotado pueblo trabajador perdió así un gran defensor de sus intereses. Los patronales explotadores sociales laborales salieron ganando con ello, a tal punto que en la actualidad estos tienen doblegado completamente a sus pies al explotado pueblo trabajador del mundo entero.

  7. Izquierditas que propugnen la convivencia con los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales no es izquierdista sino un derechista, es decir un agente de los patronales explotadores sociales laborales infiltrado en las filas del explotado pueblo trabajador.

  8. 1.
    HISTORIA DE LA ORGANIZACIÓN SOCIAL DEL
    HOMBRE.
    Creación y desarrollo de la organización social del ser humano.

    Sistemas de organización social.

    a) Sistema Democrático de Organización Social: Organizaciones sociales donde no existe la explotación del hombre por el hombre.

    Comunidad Primitiva.
    Democracia Primitiva.

    En los tiempos primitivos al hombre le resultaba difícil, sino imposible, subsistir y obtener individualmente los medios de vida. Por ello los primeros seres humanos se agrupaban en pequeñas comunidades, tanto para la caza de grandes animales, como así también para su defensa en común frente a los elementos adversos de la naturaleza. En el mundo animal también encontramos ésta forma de organización social. Por ejemplo, entre los lobos y las hienas observamos cierta colaboración social para éxito de la caza. Asimismo, entre los animales herbívoros se observa también que se agrupan en colectividades (manadas), tanto para la defensa en común de su vida como también de su especie. Aquí, la diferencia en la organización social del ser humano radica en que, por ser éste por naturaleza un ser enteramente racional, dicha organización social resulta ser un acto enteramente consciente, de allí, la peculiaridad de la organización social del ser humano, aunque en sus inicios sea similar a la organización social que se da en el mundo animal.
    En los primeros tiempos de la naciente organización social humana (Comunidad Primitiva o Democracia Primitiva), no existía la explotación del hombre por el hombre (explotación laboral patronal). Aquí se observa la libre cooperación social laboral, y no la obligada cooperación laboral patronal que surgió ya después y dentro de esta misma comunidad. Al principio en la sociedad primitiva, los hombres vivían en perfecta comunidad de intereses (en perfecta Democracia). Esto se comprende porque en esta etapa de organización social del ser humano, éstos se dedicaban a la caza y a la recolección de frutos silvestres, actividades que por ser poco productivas no dejaban lugar aquí para remanente de producción laboral alguno del que se puedan aprovechar las personas que no quieren trabajar para vivir, o sea, los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales. Aquí, el único interés para la organización social del ser humano fue la subsistencia y no la explotación laboral patronal. Los frutos y la presa obtenida en colaboración social laboral se distribuían de forma igualitaria entre todos los miembros de la Tribu, puesto que si no se procedía de esta forma, los miembros que no recibieran su ración podían morir de hambre o abandonar la comunidad, quedando por lo tanto en desventaja los demás miembros de la sociedad frente a los elementos adversos de la naturaleza.
    En resumen; la obtención de medios de vida a través de la colaboración laboral, constituye la razón fundamental para que los seres humanos se organicen en sociedades (también los animales), puesto que es más productivo y ventajoso de esta manera.
    En los primeros tiempos de la naciente organización social del ser humano (Comunidad Primitiva o Democracia Primitiva), la forma predominante de organización social lo constituyeron la Horda, la Gens y el Clan, y sólo más tarde estas sociedades pasaron a conformar la Tribu. El Clan, era comandado por el jefe, cuyo liderazgo era reconocido en base a sus conocimientos del mundo circundante, a sus éxitos en las participaciones sociales y en la defensa en común de la Comunidad, y otras virtudes individuales que le otorgaban prestigio y respeto entre los demás miembros de la sociedad. La producción en el seno de estas sociedades (en los primeros tiempos de la Comunidad Primitiva), sólo comenzaba a engendrarse en la forma de creación de instrumentos de trabajo hechos de piedra, madera y huesos. Los víveres y la vestimenta se conseguían con la ayuda de estos instrumentos mediante la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres. Así, se obtenía tan sólo lo necesario para una precaria existencia física de los miembros de la comunidad y nada más.
    En una fase más desarrollada de la Comunidad Primitiva (Estadio Superior de la Comunidad Primitiva), la situación fue cambiando. Las tribus dejaron de ser simples recolectoras de los artículos necesarios para la subsistencia, y se transformaron a sí mismas en productoras de dichos artículos mediante cultivos agrícolas y domesticación de animales salvajes. Ello originó que apareciera por primera vez en la sociedad humana, después de satisfacer las necesidades básicas de todos los miembros de la Tribu, un excedente de producción en la sociedad (exiguo remanente de producción social laboral aquí), surgiendo así entonces la posibilidad de que el jefe de la Tribu se apropiara gratuitamente de dichos excedentes de producción laboral para vivir a base de ello y así no tener que trabajar, lo que efectivamente ocurrió. Surgiendo desde entonces así y por primera vez en el mundo y en la sociedad humana el sistema Imperialista Patronal de Organización Social (la explotación laboral patronal o explotación del hombre por el hombre y en los últimos tiempos del Estadio Superior de la Comunidad Primitiva), el mismo que perdura hasta el día de hoy bajo un nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal.

    b) Sistema Imperialista Patronal de organización social: organizaciones sociales basadas en la explotación del hombre por el hombre, o explotación laboral patronal.

    Organización patronal de la sociedad

    Historia de la acción del Imperialismo Patronal contra la población trabajadora (historia de la acción de los vagos explotadores contra la población que trabaja)

    La explotación laboral patronal, o explotación del hombre por el hombre, es el Imperialismo Patronal. Como sistema de organización social el Patronal Imperialismo Laboral es uno solo, sólo que cambio en su Modo de explotación laboral Patronal contra la sometida y explotada población trabajadora hasta llegar al perfeccionado Modo de explotación laboral patronal capitalista que tenemos en la actualidad. El estudio del imperialismo patronal se lo realiza en los cambios de sus Modos de explotación laboral patronal contra la población trabajadora. Este es su historia (el estudio del imperialismo patronal en los cambios de sus Modos de explotación laboral patronal le corresponden a Carlos Marx, solo que él no los clasificó así de esta manera sino erróneamente como Modos de Producción).

    Modos de explotación laboral patronal contra la sometida y explotada población trabajadora

    1) Modo de Explotación Laboral Patronal Primitivo: Imperialismo Laboral Patronal Primitivo.- La explotación del hombre por el hombre, o explotación laboral patronal (el Imperialismo Patronal), surgió por primera vez en el seno de la sociedad humana cuando el jefe de la Tribu, en su afán de aprovechar a su beneficio personal para así no tener que trabajar para vivir el remanente de producción laboral que surgió en la sociedad primitiva al volverse esta productora de los artículos necesarios para la subsistencia, se auto proclamó a sí mismo como Rey Dios Patrón de la sociedad, para imponer así de esta manera impuestos en productos contra la población trabajadora, apoderándose de esta manera del remanente de producción laboral de la sociedad (producto de colaboración laboral de la sociedad y que por esto necesitaba entonces de convertirse en dios para apoderarse así de dicho remanente de producción laboral), liberándose de tener que trabajar de esta forma, y haciendo desde entonces de la explotación laboral su forma de vida. Las creencias espiritistas (supersticiones) del hombre salvaje se convirtieron así desde un principio en el soporte fundamental para la consolidación y permanencia de los patronales explotadores sociales laborales en la sociedad. Los nacientes patronales explotadores sociales laborales, aprovechando y desarrollando estas creencias supersticiosas primitivas (las creencias supersticiosas espiritistas del hombre salvaje), crearon e inventaron a los dioses (al principio a los dioses primitivos: un volcán, el disco solar, o también, a ciertas plantas y animales), para enseguida declararse a sí mismos como hijos directos de esos inventados dioses, deificándose así de esta manera, y obteniendo así también de esta forma fuerza de convicción (por el temor a los dioses del pueblo), para obligarle a presentar al pueblo trabajador permanente tributo de producción a su persona. Ya para ese entonces los patronales explotadores sociales laborales primitivos desarrollaron complejas ideologías religiosas (doctrinas religiosas), para controlar y reglamentar así de esta manera a su beneficio al pueblo trabajador (La manipulación social, sea del tipo que sea, es siempre una actividad delictiva de delincuencia cuentera).
    La explotación Laboral Patronal Primitiva es una actividad delictiva que implica el delito de robo por estafa.

    El Imperio Incásico, el Imperio Azteca y el Imperio Maya se constituyen en América Latina en el ejemplo clásico de este tipo de Patronal Imperialismo Laboral Primitivo. En África, el Antiguo Imperio Egipcio de hace 12.000 años atrás, corresponde a este periodo del Patronal Imperialismo Laboral Primitivo, en estos tiempos los patronales explotadores sociales laborales egipcios de este periodo hicieron construir la Esfinge.

    Con el surgimiento de los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales (santos patronos) en el seno de la Comunidad Primitiva (en los últimos tiempos del Estadio Superior de la Comunidad Primitiva), ésta se fue transformando gradualmente, bajo la acción de éstos personajes, en un conjunto de familias privilegiadas, dividiéndose desde entonces así y por primera vez la sociedad humana, en clases explotadoras (los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales) y clases explotadas (los así sometidos y explotados trabajadores), que en lo sucesivo al empezar a utilizarse herramientas de metal en los primitivos cultivos, dichos patronales explotadores sociales laborales se volvieron entonces esclavistas.

    2) Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista: Imperialismo Laboral Patronal Esclavista.- Al utilizarse herramientas de metal en los primitivos cultivos, el trabajo se volvió más productivo, pudiendo una sola persona trabajando individualmente abastecerse a sí mismo y todavía generar remanente de producción laboral individual. Es entonces cuando los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales (el jefe Rey dios patrón su familia y sus colaboradores) comienzan a invadir poblaciones aledañas para convertir en esclavos laborales a su población. Surge así la explotación laboral patronal esclavista como nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal que reemplazo totalmente al Modo de Explotación Laboral Patronal Primitivo (explotación laboral patronal primitiva divina, mediante impuestos en productos contra la población trabajadora).
    Con el surgimiento del Modo Esclavista de Explotación Laboral Patronal, los miembros explotados de la propia Tribu del jefe Rey Dios patrón, son ahora enrolados en los ejércitos del patronal explotador, puesto que el explotador Rey Dios patrón es ya en estos momentos un explotador laboral esclavista y conquistador de pueblos aledaños para convertir en esclavos laborales a sus poblaciones (nótese aquí que, a diferencia de los miembros explotados de la propia Tribu del jefe Rey Dios patrón que fueron sometidos a la explotación laboral patronal mediante el uso del chantaje religioso, estos nuevos explotados, o sea los esclavos, son ahora sometidos exclusivamente mediante el uso de la fuerza militar). Inaugurándose así de esta manera la nueva sociedad de patronales explotadores sociales laborales esclavistas, que acabó por transformar completamente a la Comunidad Primitiva (nótese aquí también que empezamos a utilizar ya la denominación de sociedades patronales para referirnos a los nuevos Modos de Explotación Laboral Patronal, puesto que en estos nuevos Modos de Explotación Laboral Patronal existen varios patronales explotadores sociales laborales dentro de un mismo país que se organizan y actúan de común acuerdo frente al explotado pueblo trabajador).
    En la sociedad patronal esclavista, el jefe Rey pasaba a ser el más poderoso explotador (en la explotación laboral patronal de la Comunidad Primitiva, había un solo explotador que se autoproclamó a sí mismo como jefe Rey Dios patrón de la sociedad. En la explotación laboral patronal esclavista había en cambio un conjunto de patronales explotadores sociales laborales esclavistas al interior de un mismo país, de entre ellos, el más poderoso patronal explotador laboral esclavista -más poderoso porque disponía de más tierras y de más esclavos para explotar- era reconocido, por el conjunto de los patronales explotadores sociales laborales esclavistas en general, como el jefe Rey patrón de la sociedad -patrón únicamente de los explotados-), quien administraba el Imperio Patronal Esclavista a beneficio exclusivo de todos los patronales explotadores sociales laborales esclavistas en general, recibiendo también tributos de lejanos pueblos bajo el sistema de explotación social laboral patronal colonial de Imperios Patronales foráneos menos poderosos que el conquistador (Se empieza así a separar a las religiones primitivas del Estado, y a la vez también, a forjar a los nuevos y modernos dioses –Yhavé o Jehová, Jesucristo, Buda, Zoroastro, Confucio, Mahoma- que tenemos hasta la actualidad. En la explotación laboral patronal de la Comunidad Primitiva, el jefe Rey patrón, aquí actuando como Dios, también explotaba bajo forma colonial a pueblos aledaños. Aquí, los ejércitos se constituían también de idéntica manera). La esclavizada población trabajadora (el esclavizado pueblo trabajador), dentro de estas sociedades patronales de explotación laboral esclavistas del pueblo trabajador, no tenía ningún derecho, pudiendo ser asesinados impunemente en cualquier momento. Asimismo, no se les permitía tener familia ni descendencia, puesto que a los patronales explotadores sociales laborales esclavistas de ese entonces no les convenía mantener a la familia del esclavo hasta que estos estuvieran en edad de trabajar (de aquí la necesidad de las constantes guerras de conquista y dominación para conseguir mano de obra para el trabajo. Para comprender totalmente el hecho de que no se les permitía tener familia a los esclavizados trabajadores, dentro de estas sociedades patronales esclavistas, hay que tener en cuenta aquí que el rendimiento productivo de ese entonces no se comparaba con el rendimiento productivo de la actualidad, además también del hecho de que los esclavizados trabajadores eran extranjeros). Como es lógico, en semejante sociedad de explotación laboral patronal, el esclavizado pueblo trabajador no tenía interés alguno en el trabajo, como así tampoco voluntad de colaborar laboralmente con dichos patronales explotadores sociales laborales. Muy a menudo rompían a propósito las herramientas de labor para evitar así tener que trabajar, por lo que los esclavistas patronales explotadores sociales laborales de ese entonces se veían obligados a confeccionar toscas herramientas de labor para evitar así su destrucción (aquí, la única aspiración cierta del esclavizado pueblo trabajador era el de obtener su liberación personal y nada más, es decir, el de darse a la fuga y nada más).
    Las insurrecciones de esclavos (insurrecciones del esclavizado pueblo trabajador) en el Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista fueron constantes. Por ejemplo, en el Imperio Patronal Esclavista Romano, la más importante sublevación de esclavos por número y el grado de su organización social, fue la acaudillada por el esclavo Espartaco. Setenta mil esclavos liderados por Espartaco se alzaron en armas, y durante casi dos años fueron perseguidos y hostigados por el ejército de los patronales explotadores sociales laborales esclavistas romanos hasta que finalmente fueron vencidos y asesinados.
    Como lo hemos manifestado ya, el afán de los patronales explotadores sociales laborales (vagos) por incrementar su fortuna de rapiña y extorsión laboral, los llevó a las guerras de conquista y dominación social. Para ello desarrollaron los ejércitos y las armas. En estos tiempos a la lanza se la comenzó a confeccionar con punta de metal. Se desarrolló la espada, el escudo, el casco y la cota de malla. También, se inventó el carro de hierro tirado por caballos para el combate. Con estos implementos y sus ejércitos los patronales explotadores sociales laborales entonces esclavistas avasallaron a poblaciones aledañas manteniendo así una afluencia constante de esclavos para el trabajo. Pero como estas sociedades, constituidas en base a la descarada y violenta explotación laboral patronal contra el pueblo trabajador, con el pasar del tiempo a los éxitos vendrían las derrotas. Hasta aquí, los Imperios Patronales entonces esclavistas habían crecido. Grandes masas de esclavos (el esclavizado pueblo trabajador), que en estas circunstancias de explotación laboral patronal esclavista no tenían interés alguno en colaborar con dichos patronales explotadores sociales laborales, se organizaban y luchaban por dentro. Por fuera, las tribus ribereñas atacaban a los Imperios Patronales Esclavistas por diferentes flancos para evitar así su segura esclavización. Bajo esta combinación de fuerzas, los Imperios Patronales entonces esclavistas fueron decayendo poco a poco hasta terminar desapareciendo tanto como Modo de Explotación Laboral Patronal como así también en su forma de identidad nacional como países.
    La esclavización laboral, como ya se ha dicho, es un delito que implica delitos como asalto, rapto, secuestro, maltrato, asesinato y extorsión laboral de las personas.

    El Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista (el Imperialismo Patronal Esclavista) duro como tal en el mundo 8.000 años. Durante todo este tiempo surgieron y desaparecieron en Europa, Asia y África, puesto que en estas regiones del Planeta fue donde surgió primero este Modo de Explotación Laboral Patronal, un sinnúmero de Imperios Patronales Esclavistas, de entre los cuales podemos nombrar por ser los más grandes en extensión y también en importancia para la explotación laboral patronal en general aunque no sean tan grandes en su extensión, a los siguientes: el Imperio Patronal Esclavista Egipcio, el Imperio Patronal Esclavista de los Sumerios, el Imperio Patronal Esclavista de los Sargónidas, el Imperio Patronal Esclavista Babilónico, el Imperio Patronal Esclavista Asirio, el Imperio Patronal Esclavista Hebreo, el Imperio Patronal Esclavista Persa, el Imperio Patronal Esclavista Mongol, el Imperio Patronal Esclavista Griego y el Imperio Patronal Esclavista Romano, este último, como último de la saga de este Modo de Explotación Laboral Patronal. Cabe indicar aquí también, además, que los Imperios Patronales Esclavistas desaparecidos anteriores al Imperio Patronal Esclavista Romano, desaparecieron simplemente porque éstos fueron destruidos por los Imperios Patronales Esclavistas rivales que los invadieron y se los anexaron a pedazos.

    3) Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal: Imperialismo Laboral Patronal Feudal.- La explotación laboral patronal feudal, fue la continuación de la explotación del hombre por el nombre que se levantó sobre los escombros de los Imperios Patronales Esclavistas destruidos.

    Para el tiempo en que los patronales explotadores sociales laborales efectuaron el cambio del Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista por el Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal en la sociedad humana, Roma no era el único Imperio Patronal Esclavista por el mundo. Existían varios Imperios Patronales Esclavista, tanto iguales como menores a Roma, tanto en Europa en el Asia y el África. Roma, se constituye simplemente en un ejemplo clásico de esa transición porque a partir de la eliminación de este Imperio Patronal Esclavista surgió por primera vez en el mundo el Modo Feudal de Explotación Laboral Patronal (cabe indicar aquí también que los Imperios Patronales Esclavistas ubicados en el Asia siguieron como esclavistas por algún tiempo más después de la eliminación del Imperio patronal esclavista romano).
    Para los Imperios Patronales Esclavistas que no fueron destruidos en sus identidades nacionales como países, como por ejemplo la China y la India, ya sea porque estos Imperios Patronales Esclavistas no fueron invadidos y destruidos militarmente por otros Imperios Patronales Esclavistas más poderosos, el cambio del Modo de Explotación Laboral Patronal al interior (el cambio del Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista por el Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal en su interior), lo realizaron los propios patronales explotadores sociales laborales nacionales (en algunos de éstos Imperios Patronales Esclavistas convivieron así por largo tiempo, tanto el Modo de Explotación Laboral Patronal Esclavista, como el Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal. Hay que tener en cuenta aquí también que algunos de estos Imperios Patronales Esclavistas, que no fueron invadidos y destruidos militarmente, simplemente ingresaron al Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal y continuaron con su desarrollo hasta llegar al Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista actual conservando así su misma identidad nacional de origen que en el esclavismo laboral primitivo, como por ejemplo la China y la India, ya anteriormente nombrados).

    Con la eliminación de los Imperios Patronales Esclavistas, como en el caso de Roma, fueron los jefes de las Tribus vencedoras quienes impusieron para la masa de esclavos (para la masa de los esclavizados trabajadores) de los Imperios Patronales Esclavistas destruidos, este nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal, y en nuevas nacionalidades. Roma, se constituye así simplemente en un ejemplo de esta destrucción nacional como país, y su posterior reorganización de explotación laboral patronal feudal contra la sometida población trabajadora de este mismo país y en nuevas nacionalidades (división del país en nuevas nacionalidades). En la reorganización nacional de esta nueva forma de explotación laboral patronal feudal contra los esclavizados trabajadores, los nuevos patronales explotadores sociales laborales ahora feudales mantuvieron la monopolización patronal sobre las tierras de labor (las haciendas), y también el sistema monárquico de administración social. Entregaron una pequeña parcela de tierra en su propiedad a los esclavizados trabajadores, dentro de estas mismas haciendas para incentivarlos así en su voluntad de colaboración laboral con ellos, e inclusive, para renovar la mano de obra para el trabajo, les permitieron tener familia y descendencia, inaugurándose así de esta manera el nuevo Modo de Explotación social Laboral Patronal Feudal contra la siempre sometida y explotada población trabajadora (cabe indicar aquí que a los sometidos trabajadores, dentro este nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal feudal, no se les permitía salir nunca fuera del área de las haciendas de los patronales explotadores laborales feudales, es decir, estos estaban confinados o recluidos en estas haciendas).
    En esta nueva sociedad de patronales explotadores sociales laborales feudales, el jefe de las tribus vencedoras se convirtió aquí también en rey. Este mantenía en su dependencia personal a una serie de patronales explotadores sociales laborales feudales menores llamados vasallos, a quienes a cambio de una renta, les entregaba parte de las tierras de la hacienda nacional (con los trabajadores incluido), para su explotación laboral. La novedad de esta nueva forma de explotación laboral patronal es la entrega, dentro de estas haciendas a los sometidos trabajadores, de esa pequeña parcela de tierra a su nombre. Bajo esta modalidad de explotación social laboral patronal feudal, el trabajador podía trabajar para sí en su parcela unos pocos días de la semana, pero el resto de días de la semana estaba obligado a trabajar gratuitamente en las tierras de su “señor” (dueño) patronal explotador laboral feudal. Naturalmente que en estas condiciones el trabajador tenía más interés en trabajar en su propia parcela que en las tierras de su dueño patrón explotador. Por ello, los patronales explotadores sociales laborales feudales mantenían capataces encargados de hacer trabajar, por lo que aquí la situación de los sometidos y explotados trabajadores (llamados siervos de la gleba aquí) no se diferenciaba en mucho a la situación de los esclavizados trabajadores del esclavismo laboral. El trabajador, bajo estas dos modalidades de explotación laboral patronal, pertenecía así de por vida en propiedad a cada uno de estos patronales explotadores sociales laborales como parte de sus haciendas, es decir, como parte del ganado que el patronal explotador laboral mantenía en su hacienda (el trabajador bajo el feudalismo laboral, donde ya se le permitía tener familia, también su familia pertenecía así de por vida en propiedad al patronal explotador laboral feudal).
    La explotación laboral patronal feudal es una actividad delictiva que implica el delito de secuestro, maltrato, asesinato y extorsión laboral.

    En el Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal se fundaron toda una serie de nuevos países imperialistas patronales como por ejemplo: el Imperio Patronal Feudal Alemán (Alemania), el Imperio Patronal Feudal Francés (Francia), el Imperio Patronal Feudal Español (España), el Imperio Patronal Feudal Portugués (Portugal), el Imperio Patronal Feudal Ingles (Inglaterra), el Imperio Patronal Feudal Italiano (Italia), el Imperio Patronal Feudal Ruso (Rusia), el Imperio Patronal Feudal Japonés (Japón), etc. etc., los mismos que se los mantiene hasta el día de hoy bajo Modo Capitalista de Explotación Laboral Patronal. EE.UU. aún no aparece aquí en escena, éste será fundado más tarde exclusivamente en el Modo capitalista de explotación laboral patronal.

    4) Modo de Explotación Laboral patronal Capitalista: Imperialismo Laboral Patronal Capitalista.- Las sociedades patronales feudales, a diferencia de la mayoría de las sociedades patronales esclavistas, no fueron destruidas en sus identidades nacionales como países. Las sociedades patronales feudales fueron únicamente transformadas en su Modo de Explotación Laboral Patronal contra la población trabajadora al interior de los mismos países (únicamente cambio de Modo de Explotación Laboral Patronal al interior de los mismos países), bajo el efecto de las revoluciones sociales lideradas por los nuevos patronales explotadores sociales laborales ahora capitalistas (el punto de arranque para la transformación a nivel mundial de las sociedades patronales feudales en sociedades patronales capitalistas se dio a partir de la revolución patronal capitalista Francesa).
    Al ir cambiando la orientación de la economía nacional feudal, de una economía productiva doméstica a una economía productiva mercantil, y afianzarse así el mercado nacional por efectos de la división de la producción nacional en diversos sectores productivos (sectores productivos especializados ahora en producir un sólo artículo destinado para la venta) y por el intercambio comercial entre estos diferentes sectores productivos, surge así también la necesidad para los patronales explotadores sociales laborales capitalistas, hasta aquí actuando únicamente como comerciantes, de cambiar de raíz la sociedad patronal Feudal. Hasta ahora, los patronales explotadores sociales laborales feudales hacían producir en sus haciendas (con los sometidos trabajadores) todo lo que estos necesitaban. Los esclavizados trabajadores dentro de estas haciendas feudales estaban obligados a prestar toda clase de trabajos y servicios que los patronales explotadores sociales laborales feudales requerían. En la ciudad, a diferencia de las haciendas feudales, funcionaban las artesanías que se especializaban en producir un sólo artículo destinado para la venta (hay que tener en cuenta aquí que al especializar a la producción en producir un sólo artículo destinado para la venta vuelve posible así con ello el aumento del rendimiento productivo, y a la vez también a elaborar mejores productos. Por ello, los productos de los artesanos resultaban ser mejores que los producidos, dentro de una misma especialidad, por los sometidos trabajadores en las haciendas feudales). Los comerciantes intercambiaban productos entre la ciudad y el campo, entre un poblado y otro poblado, entre una región y otra región, entre un país y otro país, muchos se enriquecían. En determinado momento, ante la creciente demanda de productos de la ciudad por ser mejores, los ricos comerciantes empezaron a hacerse cargo ellos mismos de la producción artesanal. Así, adquirieron centros artesanales y contrataron a maestros y trabajadores. Pero en la ciudad, los únicos trabajadores que se encontraban eran los pocos fugitivos de las haciendas feudales, es decir que aquí no había mano de obra disponible para el trabajo, puesto que como sabemos, los trabajadores y sus familias se encontraban enclaustrados, o más bien secuestrados, en las haciendas de los patronales explotadores sociales laborales feudales.

    Las ciudades en el patronal feudalismo laboral se fueron desarrollando paulatinamente alrededor de los castillos de los más grandes patronales explotadores sociales laborales feudales. Los hijos de los sirvientes de estos castillos se fueron estableciendo como artesanos libres independientes alrededor de estos castillos. Estos dependían así totalmente de la producción artesanal de sus talleres.

    En los centros artesanales (fábricas artesanales) los ricos comerciantes, es su afán de incrementar la producción laboral de los sometidos y explotados trabajadores (sometidos mediante contratación liberal) y por ende su fortuna personal, empezaron dividiendo las actividades de fabricación de los productos en varias operaciones sencillas, asignando a cada trabajador, sólo una parte de la tarea de fabricación de estos productos. Con ello, los sometidos trabajadores se especializaban en realizar una sola tarea, con lo que el rendimiento productivo aumentaba, y a la vez también, surgía la necesidad de contar con más mano de obra disponible para el trabajo (se implementa así la explotación laboral patronal liberal capitalista a gran escala en las fábricas artesanales ahora conocidas ya como industrias). Por ello los comerciantes, ahora conocidos ya como patronales explotadores sociales laborales capitalistas (explotadores en la producción mediante contratación de sometimiento y explotación asalariada), promovieron la liberación de los secuestrados trabajadores de las haciendas de los patronales explotadores sociales laborales feudales mediante revolución, porque los añejos patronales explotadores sociales laborales feudales con el rey a la cabeza se oponían a este cambio. Así, los nuevos patronales explotadores sociales laborales ahora capitalistas privaron a los patronales explotadores sociales laborales feudales de su exclusivo dominio sobre la población trabajadora, aboliendo oficialmente este Modo de Explotación Laboral Patronal, y a la vez también inaugurando de idéntica manera (mediante constitución) el nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista que tenemos hasta la actualidad.
    En este nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista, y dentro de los mismos países, los patronales explotadores sociales laborales feudales conservaron sus monopolios sobre las tierras (las haciendas), pero no así su dominio privado sobre la persona de los sometidos y explotados trabajadores que ahora pasaron a ser de propiedad colectiva de todos los nuevos patronales explotadores sociales laborales capitalistas (ahora, en esta situación, los sometidos y explotados trabajadores ya pueden andar por todo el país). En sus haciendas, los patronales explotadores sociales laborales feudales tuvieron que introducir el monocultivo (cultivar un solo producto destinado para la venta), y además conseguir al trabajador ya bajo el nuevo sistema de contratación y explotación laboral patronal asalariada de la población trabajadora (así se transformaron los patronales explotadores sociales laborales feudales en patronales explotadores sociales laborales capitalistas al interior de los mismos países, y los secuestrados trabajadores fueron puestos en libertad, pero al no dejarles medios de producción en su propiedad fueron obligados nuevamente a someterse a esta nueva forma de explotación laboral patronal –y supuestamente voluntariamente según los patronales explotadores sociales laborales capitalistas actuales-). De esta manera, los nuevos patronales explotadores sociales laborales capitalistas eliminaron el Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal del país, y a la vez también introdujeron la nueva disciplina de explotación laboral patronal liberal asalariada capitalista (el nuevo Modo de Explotación Laboral Patronal liberal asalariado Capitalista) contra la sometida y explotada población trabajadora al incorporarlos a la órbita del mercado laboral nacional hacia su auto venta personal aquí (a vender sus fuerzas de trabajo aquí a los nuevos patronales explotadores laborales capitalistas por un salario laboral en moneda de subsistencia establecido por los propios patronales explotadores sociales laborales capitalistas por ser dueños de los medios de producción), lo cual les fue muy favorable, puesto que a más de dar apariencia de libertad, les permitió contratar en determinado momento tan sólo la mano de obra que necesitasen, desentendiéndose de esta manera de la suerte y del destino del trabajador cuando éstos no lo requieren. Surge así entonces por primera vez en el mundo la nueva sociedad de patronales explotadores sociales laborales capitalistas, apareciendo también bajo una nueva identidad nacional de: federación republicana presidencial parlamentaria representativa de estos nuevos patronales explotadores sociales laborales capitalistas, ahora auto llamados a sí mismos de liberales (el puesto de jefe rey patrón –patrón únicamente de los explotados- aquí se llama presidencia y es electivo. A la sometida y explotada población trabajadora recién se la reconoce aquí como a ciudadanos pero con derechos impuestos por los patronales explotadores sociales laborales).
    La explotación laboral patronal capitalista aquí presente es una actividad delictiva que implica el delito de manipulación social (delincuencia cuentera), extorsión laboral y trata de personas. Recordemos aquí que la explotación laboral patronal capitalista actual es heredera de toda la explotación laboral patronal precedente.

    – Los actuales patronales explotadores sociales laborales capitalistas, en su historia universal, califican de Imperialismo únicamente a los antiguos Modos de Explotación Laboral Patronal, omitiendo este calificativo para su Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista aquí presente que es también desde luego un Imperialismo patronal.

    – La clasificación de la sociedad de explotación laboral patronal capitalista actual (el sometido y explotado pueblo trabajador más los vagos patronales explotadores sociales laborales) como a pobres y ricos es una arbitraria clasificación de los propios patronales explotadores sociales laborales capitalistas, para justificar así de esta manera como lícito sus inmensas fortunas personales de pillaje (fortunas personales de pillaje, por que éstas no provienen del trabajo propio sino del trabajo ajeno) frente al enorme sector de población trabajadora reducidos por ellos mismos a la miseria a pesar de que trabajan. Así, la diferencia entre “pobres” y “ricos” en la sociedad actual se da por la presencia de los patronales explotadores sociales laborales en la sociedad; los explotados trabajadores son aquí los denominados pobres, y los vagos y ladrones patronales explotadores sociales laborales capitalistas, los ricos (esto mismo se aplica también para la explotación patronal capitalista internacional). Esto desenmascara totalmente a los patronales explotadores sociales laborales capitalistas como gobierno que se hacen pasar a sí mismos, frente al sometido y explotado pueblo trabajador de la actualidad, como a luchadores contra la pobreza.

    – La explotación laboral patronal significa; que una persona no trabaja y que vive y hace fortuna a costa del trabajo de otras personas. En la explotación laboral patronal capitalista actual, no significa así que a una persona se le pague menos que a otras para estarlo, sino que todo el trabajo asalariado en general, sin importar lo mucho o lo poco que le paguen los patronales explotadores sociales laborales, es la explotación laboral patronal, puesto que el patronal explotador laboral capitalista, igual que sus antecesores, vive y hace fortuna a costa del trabajo ajeno sin trabajar.

    – Se denomina de patronales explotadores sociales laborales a los patronales explotadores laborales en general porque estos no explotan laboralmente a una sola persona sino a todo un colectivo de personas (es por esto la denominación de patronales explotadores sociales laborales), además, se utiliza mucho aquí esta denominación (se repite mucho aquí esta denominación), porque antes de llegar al Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista actual, existieron varios Modos de Explotación Laboral Patronal con sus diferentes patronales explotadores sociales laborales como actores de explotación que se tiene que identificar y diferenciar.

    – Los patronales explotadores sociales laborales capitalistas son los que hicieron las leyes sociales que tenemos aquí. Estas son leyes sociales imperiales.

    – Los 8.000 años de duración del Patronal Imperialismo Laboral Esclavista en el mundo se desglosan así:
    4.000 años con herramientas de COBRE, en este periodo del Patronal Imperialismo Laboral Esclavista se utiliza a la vez herramientas de cobre y herramientas de piedra. En estos tiempos se establece en el África, el Nuevo Imperio Patronal Esclavista Egipcio. Es también en estos tiempos en que estos patronales explotadores sociales laborales esclavistas egipcios hicieron construir las pirámides.
    2.000 años con herramientas de BRONCE, en este periodo del Patronal Imperialismo Laboral Esclavista se deja ya de utilizar definitivamente las herramientas de piedra. En estos tiempos surge en Europa el Imperio Patronal Esclavista Griego.
    2.000 años con herramientas de HIERRO, en este periodo del Patronal Imperialismo Laboral Esclavista, surge y desaparece, junto con todo este Modo de Explotación Laboral Patronal, el Imperio Patronal Esclavista Romano (el territorio de lo que fuera el Imperio Patronal Esclavista Romano abarcaba lo que hoy es Europa, parte de Asia y el norte del África).

    Cabe anotar aquí también que el Patronal Imperialismo Laboral (o sea, la delictiva actividad de explotación del hombre por el hombre)) empezó a actuar en el mundo más temprano en África, Asia y Europa que en América (puesto que la Humanidad surgió primero en esos continentes). En América, el Patronal Imperialismo Laboral estaba en su fase primitiva cuando los patronales explotadores sociales laborales coloniales europeos, ya bajo régimen o Modo de Explotación Laboral Patronal Feudal en sus respectivos países de origen, irrumpieron aquí (invadieron) e implantaron el esclavismo laboral que en sus países de origen hacía ya tiempos que habían dejado de utilizar.
    Con la liberación de América de la explotación laboral patronal colonial esclavista europea – promovida por los patronales explotadores sociales laborales criollos-, se funda los nuevos países Americanos, pero ya bajo régimen o Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista aquí (régimen o Modo de Explotación Laboral Patronal Capitalista que surgió también primero en Europa ), aunque en las haciendas en los primeros tiempos de la liberación colonial esclavista europea, los patronales explotadores sociales laborales criollos implantaron el Feudalismo Laboral contra los restos de la población nativa.
    Cada Modo de Explotación Laboral Patronal tiene su fase de explotación colonial. Existen así, dentro de cada Modo de Explotación Laboral Patronal contra la población trabajadora, imperios patronales sometidos e imperios patronales colonizadores o sometedores. Los imperios patronales sometidos se dedican solamente a la explotación de su “propia” población trabajadora y tienen que pagar tributo a los colonizadores. Los imperios patronales colonizadores, o también explotadores internacionales, a más de explotar a su propia población trabajadora, se dedican principalmente a la explotación de otros imperios patronales más débiles del mundo (los más desarrollados someten a los menos desarrollados).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s