Navegando de forma anónima con Tor

x Mile – Comite de informatización de CNT-Zaragoza

Extraido de: [CNT Aragon]

Es muy importante saber que cuando se navega por Internet no se hace de forma anónima, ya que la información de las paginas que visitas circula, junto a tu dirección IP en Internet, de forma totalmente abierta. Debido a esto, algunos de los peligros que se corren son, por ejemplo, que haya personas no deseadas, aquí llamados interceptores, que vean qué páginas webs visitas o, en caso de que leas tu correo electrónico a través de alguna web, tengan acceso a tus correos electrónicos. Como ya se explicó en el artículo Porqué y cómo debes de cifrar las conversaciones que envías por Messenger , algunos de los posibles interceptores serían:

  • Tu jefe o cualquier persona de la red local de la empresa.
  • Compañeros de piso en red compartida.
  • Personas que se encuentren cerca de tu red wireless.
  • Tu proveedor de Internet.
  • Hackers/técnicos/personas con acceso a ruters/proxys de Internet.
  • Personas con acceso a servidores bajo ordenes judiciales.

Una medida que podemos tomar para prevenir estos riesgos es utilizar Tor, un sistema de comunicaciones anónima por Internet. Esta herramienta es muy útil para personas que necesitan mantener su anonimato en la red, como pueden ser disidentes o activistas contrarios al gobierno.

La seguridad de Tor reside en la descentralización de la información a través de una red de servidores, de manera que para espiar a una persona se debería de tener el control sobre todos los servidores de la red de Tor. Esta red es abierta de manera que cualquiera puede entrar a formar parte de ella, con lo que es prácticamente imposible que alguien tenga el control sobre todos los servidores. Por estas razones Tor es un sistema altamente fiable, y organizaciones como Indymedia1 o EFF2 recomiendan su uso.

Funcionamiento técnico de Tor

Lo normal es que cuando visitamos una página web sin usar Tor, lo hacemos directamente desde nuestro ordenador hacia el servidor web, es decir, con nuestra dirección IP. Esta dirección IP es única en Internet, y aunque no siempre tenemos la misma, nuestro proveedor de Internet sí que sabe qué dirección tenemos en cada momento, luego siempre vamos dejando rastros de todos nuestros pasos por Internet, con lo que en ningún momento existe anonimato real.

Cuando usamos Tor, se establece un circuito de conexión de manera que la información pasa a través de varios nodos de la red Tor antes de llegar al destino. La información entre los servidores Tor circula cifrada, y cada cierto tiempo, nuestro circuito se rehace para pasar por otros equipos. De esta manera nuestra dirección IP en Internet va cambiando sin que nadie sepa que dirección poseemos en cada momento.

En la ilustración 1 se puede ver que Alicia accede a ‘Servidor web’ de forma directa y sin cifrar (lo normal en las visitas a webs), de manera que un interceptor podría ver quién comunica con quién, y los datos que se están comunicando.

En la ilustración 2, se puede observar cómo Alicia realiza esta misma conexión pero utilizando el sistema de conexión Tor. En este caso la conexión con el servidor web no es directa, si no que va pasando por diferentes servidores Tor. Un posible interceptor solo vería datos cifrados fluyendo entre 2 servidores Tor. El interceptor no vería ni quien está comunicando con quien, ni tampoco los datos que se están comunicando.

Instalación para Windows

Tanto la instalación como la utilización de este sistema es muy simple, sólo hay que seguir los siguientes pasos:

1-Descargar la versión estable ( 1.0.x ) del paquete Tor&Privoxy&TorCP que está disponible en la web tor.eff.org/download.html.es.

2-Ejecutar lo que nos hemos descargado, instalando con todas las opciones que nos vienen por defecto. Una vez hecho esto, tendremos ya instalado Tor y Privoxy. Privoxy es un programa necesario para el buen funcionamiento de Tor que además nos eliminará ciertas cabeceras peligrosas de las peticiones web, y bloqueará incómodos banners publicitarios. Dos nuevos iconos, aparecerán en nuestra bandeja del sistema.

3-Configurar nuestro navegador habitual para que utilice Tor, de forma que utilice el proxy HTTP en localhost, puerto 8118. Dependiendo del navegador:

En Firefox, ir a Editar->Preferencias->General->Configuración de conexión

En Internet Explorer, ir a Herramientas->Opciones de Internet->Conexiones->Configuración LAN->Avanzado.

En Mozilla, entrar en Editar->Preferencias->Avanzado->proxy.

En Opera 7.5x, ir a Herramientas->Preferencias->Red->proxy servers.

Si tienes problemas con la instalación, o quieres formar parte de la red Tor como servidor, hay una explicación más detallada en la siguiente web: http://tor.eff.org/docs/tor-doc-win32.html.es

Una vez configurado el navegador ya podremos visitar webs tranquilamente sin miedo a ser espiados. Si quieres comprobar si has instalado bien todo, puedes hacerlo visitando una web que solo es accesible utilizando Tor; la web es http://6sxoyfb3h2nvok2d.onion/tor/.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anarcosindicalismo, anarquismo, En la red, Leemos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Navegando de forma anónima con Tor

  1. Morphi dijo:

    Al usar TOR la conexion se hace más lenta, no? Porque sin Tor lo hace de forma directa y con Tor tiene que pasar x varios sitios antes de llegar al su destino.

    Cuanto de lenta puede llegar a ser mi conexión si uso TOR? (me refiero si se nota mucho el cambio o es casi igual q si no usara tor…)

  2. Pingback: Las herramientas anticensura del porsiacaso | Periodismo de paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s